Málaga

Acuerdo Junta-Gobierno para el tren ‘barato’ Málaga a Sevilla, interrumpido en 2018

  • El ejecutivo andaluz cede el tramo de 9,3 kilómetros, por donde el tren reanudará el servicio, a cambio de más de 33 millones

Un tren en la estación de Osuna, donde no puede continuar y hay que transbordar en autobús en dirección Málaga.

Un tren en la estación de Osuna, donde no puede continuar y hay que transbordar en autobús en dirección Málaga.

Casi 30 meses han necesitado el Gobierno central y la Junta de Andalucía para alcanzar un acuerdo que permita reanudar el servicio ferroviario entre Antequera y Osuna, interrumpido en octubre de 2018 por unas riadas que arrasaron el puente sobre el río Blanco de Aguadulce, en la provincia de Sevilla.

Desde entonces, los usuarios del llamado tren barato entre Málaga y la capital andaluza estaban obligados a completar parte del trayecto en autobús, con lo que el viaje entre las dos capitales andaluzas se prolongaba durante más de tres horas.

La recuperación de esta conexión ferroviaria de Media Distancia está más cerca. El Consejo de Gobierno de la Junta autorizó este martes la firma del convenio para la concesión y transmisión del tramo de 9,3 kilómetros (la variante de Aguadulce) del Eje Ferroviario Transversal al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), dependiente del Ministerio de Infraestructuras, Movilidad, Transporte Movilidad y Agenda Urbana.

Según la administración autonómica, una vez que se firme entre el Ministerio, la Junta y la Agencia de Obra Pública andaluza, Renfe podrá restablecer el tráfico ferroviario y acabar con los transbordos en autobús entre las estaciones de Osuna y de Pedrera. A cambio de la cesión, Adif pagará 33,56 millones de euros, en unos plazos que se han acordado. El dinero, sin embargo nunca fue el escollo.

El ferrocarril usará el eje que se promovió en 2003 para conectar por AVE toda Andalucía

Según insistieron fuentes de la Junta, todas las dudas jurídicas, que habían retrasado incomprensiblemente que entrara en uso una infraestructura ya hecha, están resueltas y la firma se podría llevar a cabo en breve. Desde Adif, también apuntaron que “esperan que el acuerdo se materialice cuanto antes para recuperar lo antes posible el tráfico ferroviario”. No obstante, después de la firma debe publicarse en el BOE y contar con el aval de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

Tal y como se había anunciado, el traspaso se resuelve con una concesión demanial (que una propiedad pública pase de una administración a otra), con la que el Gobierno l Gobierno puede proceder a la restitución del servicio en este tramo de la línea férrea convencional, insiste la Junta.

Los 9,3 kilómetros que cederá la Junta son sólo una pequeña parte de los 75,8 que llegó a construir, entre Marchena y la estación de Antequera-Santa Ana, del denominado Eje Ferroviario Transversal de Andalucía, con el que se intentó promover a partir de 2003 un tren andaluz de Alta Velocidad o Altas Prestaciones que recorriera transversalmente Andalucía.

De los 129 kilómetros que debía ejecutar la propia Junta, sólo se hicieron esos 75,8, aproximadamente el 60%, cuando en el año 2013 hubo que “reprogramar” las obras por la crisis porque no había disponibilidad de fondos para ello en Andalucía. El Ejecutivo autónomo había cedido el uso temporal de esa plataforma mientras se solventaba el expediente, pero el Estado rechazó la oferta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios