Málaga

Adif comienza las pruebas de seguridad para la línea del AVE Málaga-Granada

  • Las primeras marchas comenzaron en diciembre del año pasado y se están repitiendo en las últimas semanas

  • Se están realizando con los trenes de la Serie 104

Un AVE en la estación María Zambrano.

Un AVE en la estación María Zambrano. / Javier Albiñana

Viajar en tren de Alta Velocidad entre Málaga y Granada está un poco más cerca. Año y medio y una pandemia más tarde, el sueño de conectar de forma rápida y directa las dos capitales empieza a tomar forma con el inicio de las pruebas de seguridad que controlarán esta conexión, que además podrán en marcha el ramal que aún no está en funcionamiento de la línea Antequera-Granada, el correspondiente a la bifurcación de Gobantes. Fueron a partir de diciembre y se están realizando de forma nocturna principalmente, con trenes de la Serie 104 de Renfe, que además, desde este pasado lunes, son los que realizan los servicios Avant entre Granada y Sevilla en sustitución de los aerodinámicos Serie 114, que pasan a cubrir las conexiones de media distancia entre Madrid y las capitales de Castilla-La Mancha con línea de AVE. Por eso, al utilizarse para los ensayos el material rodante que está en servicio, las mismas se harán con los 104.

Las pruebas de seguridad son el paso previo a que próximamente se hagan los ensayos con maquinistas y personal para poner en servicio esta relación ferroviaria entre Málaga y Málaga, que se hará como servicio Avant (media distancia con trenes de Velocidad Alta). Fuentes ferroviarias consultadas por esta redacción confirmaron que, a pesar del inicio de estas comprobaciones, aún no hay fecha para las formaciones de los conductores.

El fin de estas es comprobar la comunicación entre el vehículos y los aparatos y balizas de seguridad de la vía en el tramo que aún no está en servicio de la LAV Granada-Antequera, que aunque se abrió al tráfico en 2019, cuenta con un nudo de enlace en dirección Málaga a través de las bifurcaciones de Gobantes, que une la línea que con destino Granada con la LAV Córdoba-Málaga, y Bobadilla pasando por encima de la vía cerca de Antequera a través del viaducto del Arroyo de las Lomas. Este nudo evita que los trenes Granada-Málaga tengan que ir hasta la estación de Antequera-Santa Ana e invertir la marcha.

Aún no hay fecha prevista para las formaciones de conductores

Además de comprobar las comunicaciones en el tramo de unos 9 kilómetros entre Gobantes y Bobadilla, el punto principal para comprobar el funcionamiento de los sistemas de seguridad es la estación de Antequera-Ciudad. Aunque actualmente los trenes Avant y AVE ya pasan por la terminal, lo hacen de forma pasante a través de dos vías, pero se deben comprobar los sistemas de frenado y detención ya que buena parte de los trenes pasarán a efectuar parada en la estación antequerana, la cual se encuentra acabada en su construcción a falta de remates. Tampoco hay, pues, fecha para el inicio de los servicios Avant Málaga-Granada, que debieron iniciarse en junio de 2020, pero aplazados sine die a causa de la pandemia del coronavirus y las restricciones de movilidad.

Para la relación Avant Málaga-Granada, Adif y Renfe habían propuesto a primeros de 2020, antes de la pandemia, tres relaciones diarias desde la estación granadina de la avenida de Andaluces a las 9:00, 16:15 y 19:55, respectivamente, y desde la María Zambrano a las 7:20, 10:15 y 17:55. La duración del viaje era de una hora y veinte minutos en todos ellos salvo en la primera salida desde Granada, que añadía siete minutos más. Pero en aquella primera planificación los trenes paraban en Antequera-Santa Ana al estar en obras la que está en el casco urbano de la ciudad de los Dólmenes, lo cual obligaba a realizar una inversión de marcha con la que se perdía mucho tiempo e igualaba el viaje en tren rápido al de un coche. Lo que también estaba previsto es una parada de todos ellos en Loja. Pero en la actualidad no hay siquiera plan nuevo o modificado. Y seguramente este no sea ya válido.

Renfe reajustó la malla desde este lunes y los trenes Avant Granada-Córdoba-Sevilla acortan su tiempo de viaje unos 15 minutos, aproximadamente. Esto se hace gracias a las ventajas que otorga el cambio de material rodante con el que se hacían estos servicios desde su puesta en marcha en febrero de 2020, apenas un mes antes del estallido de la pandemia. Pasan de los veloces y aerodinámicos Serie 114 a los Serie 104, unos trenes seis años más antiguos, pero que fueron construidos para dar servicio desde 2004 a las relaciones de media distancia por línea AVE entre Sevilla y Córdoba, y tres años más tarde en su extensión hasta Málaga.

En un primer momento se habían fijado tres conexiones diarias con la capital nazarí

Renfe unifica así el modelo de tren Avant usado en todas las relaciones que prestan servicio dentro de Andalucía, además del Intercity entre Granada y Madrid. “Permitirá hacer más eficientes las pautas de producción y mantenimiento del servicio”, aclaró la operadora la semana pasada. El principal motivo que además complicaba las operativas es que la base de mantenimiento de los modelos S114 se hacía en Cerro Negro, en Madrid, mientras que los 104 la tienen en Sevilla y Los Prados, en Málaga capital.

Los trenes Avant de la serie 104 prestan servicio en Andalucía desde la puesta en marcha de la relación Sevilla-Córdoba en diciembre de 2004 y su posterior ampliación a Málaga. Los trenes S104 y S114 comparten un diseño de perfil aerodinámico y características muy similares, como el número de plazas (236 y una para personas con movilidad reducida) y la longitud (107,9 metros). Estos trenes pueden circular a un máximo de 250 kilómetros por hora de velocidad comercial, lo que de forma técnica no les hace ser trenes de Alta Velocidad.

Los trenes S104 ya circularon por la LAV Antequera-Granada en pruebas en el otoño e invierno de 2020 antes de la pandemia para comprobar su adaptación al trazado del AVE granadino, aunque los servicios se fueran a prestar con los 114, que dejaron de hacer esa función entre Lleida, Tarragona y Barcelona en ese momento. Ahora circularán y harán las relaciones de media distancia en Castilla-La Mancha, principalmente Toledo y Albacete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios