Málaga

Alumnos de Arte Dramático intentan impedir la 'privatización' de su título

  • Educación autoriza a una escuela privada a impartir la enseñanza oficial con una oferta de 72 plazas, frente a las 24 públicas

Estudiantes ayer, concentrados en las puertas de la escuela, mientras los alumnos del centro privado realizaban las pruebas de acceso. Estudiantes ayer, concentrados en las puertas de la escuela, mientras los alumnos del centro privado realizaban las pruebas de acceso.

Estudiantes ayer, concentrados en las puertas de la escuela, mientras los alumnos del centro privado realizaban las pruebas de acceso. / m. h.

Los alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga intentaron ayer impedir que los estudiantes de la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (Esaem) realizaran las pruebas de acceso al título superior de Arte Dramático en el itinerario musical que, previa autorización de la Junta de Andalucía, impartirá a partir de este curso este centro privado. El alumnado ha convocado a partir de hoy una huelga en contra de que se autorice a una escuela privada ofrecer una enseñanza oficial, con un coste de 3.500 euros por curso, según las tarifas que constan en su página web. Entiende que "se está privatizando la educación pública".

La tensión y las protestas no impidieron que 21 aspirantes a ingresar en Esaem realizaran ayer por la mañana en el centro oficial los exámenes de acceso, convocados con carácter extraordinario por la Junta de Andalucía. Las pruebas tienen que ser evaluadas por la plantilla docente de la escuela pública de Arte Dramático. Fuentes de Esaem han explicado que la Consejería de Educación les ha dado luz verde para impartir a partir de septiembre el título oficial hasta ahora reservado a la enseñanza pública. La Administración educativa les ha autorizado 72 plazas en el itinerario musical de Arte Dramático. Al tratarse de una titulación oficial todos los alumnos deben superar pruebas selectivas previas revisadas por un tribunales compuestos por docentes de los centros oficiales.

El coste de los estudios en Esaem asciende a 3.500 euros por curso académico

La Consejería de Educación precisó ayer que se han convocado las "pruebas específicas de acceso del procedimiento extraordinario a las enseñanzas artísticas superiores" porque habían quedado plazas vacantes en algunas especialidades. Agregó que estos centros funcionan, como las universidades, con un distrito único y que "corresponde al centro público realizar las pruebas de acceso". "Este procedimiento es el habitual en las enseñanzas de régimen especial" También corroboró que la Esaem ha sido autorizada para impartir las enseñanzas de Interpretación Musical porque "cumple los requisitos especificados en la normativa".

Sin embargo, la convocatoria ha sido una sorpresa no solo para los alumnos, sino también para los profesores de la Escuela de Arte Dramático que no han tenido conocimiento cabal de esta convocatoria hasta el último momento. La sorpresa, además, es mayor porque el centro público de Málaga agotó la totalidad de su oferta académica en la convocatoria de junio. El itinerario de musical de Arte Dramático cuenta con 24 plazas. Se presentaron 80 candidatos y superaron las pruebas de acceso 60. Es decir, 36 estudiantes aprobaron los exámenes pero no han podido matricularse por no haber plazas disponibles en el centro.

Esaem, de acuerdo con las fuentes consultadas, tiene autorizadas 72 plazas, número que triplica de largo la cifra de 21 candidatos que ayer se sometieron a las pruebas selectivas para ingresar en sus aulas. El resto de su oferta académica podrá completarse con otros aspirantes que hayan aprobado las pruebas de acceso en cualquier punto de Andalucía. El título que ofrece, al ser oficial, consta de cuatro cursos con contenidos estructurados conforme a los requisitos públicos, si bien el coste a desembolsar se elevará a 3.500 euros anuales.

Sin embargo, los alumnos se resisten a aceptar estos argumentos. Indican que si la demanda en la formación artística supera la oferta, la opción más acertada es ampliar el centro "hasta donde sea necesario". "Nos preocupa la calidad de la enseñanza", subrayaba ayer Paula Jiménez.

La actitud del alumnado, que tiene previsto registrar hoy un escrito en la Delegación de la Consejería de Educación en Málaga pidiendo explicaciones de sobre esta decisión, es ampliamente compartida por los profesores. Aunque la directora, Cristina Pinto, trató de mediar en el conflicto y pudo abortar un intento de irrumpir en las pruebas, algunos docentes reconocían que sentían mucha inquietud tanto por el fondo como por las formas. Afirmaron que nunca hasta ahora se había hecho una convocatoria de acceso extraordinaria en septiembre, que no se les ha notificado de forma clara, más allá de llamadas telefónicas y algún correo. De hecho, la convocatoria se les comunicó el 22 de septiembre y hasta el 3 de octubre ni siquiera recibieron el listado de alumnos admitidos y excluidos para esta convocatoria.

Los profesores temen que autorizar títulos oficiales en centros privados repercuta en la calidad y los medios de la Escuela Superior de Arte Dramático. También recordaban ayer su fallida lucha porque su título superior tuviera reconocimiento oficial como grado universitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios