Málaga

Amigos de Málaga pagaron más de 3.600 euros por servicios de cátering en El Rocío que nunca llegaron

Ambiente en el Rocío durante la Romería.

Ambiente en el Rocío durante la Romería. / Josué Correa

Un catering en apariencia ideal, todo amabilidad y buenos precios con referencias de contactos que habían recibido un servicio anterior. Un grupo de amigos de Málaga lo tenía todo preparado para disfrutar de la última Romería del Rocío con normalidad, en su casa y con el servicio que había contratado para que no les faltase de nada. Había anticipado mediante pagos para gastos previos unos 3.600 euros a la persona contratada para suministrar comida y bebida durante todos los días de estancia en la aldea. La última conversación con absoluta normalidad fue el domingo anterior a la llegada. Todo estaba ok. Al menos eso es lo que pensaban. 

La realidad fue muy diferente. El grupo de rocieros de Málaga se encontró el miércoles al llegar a su casa alquilada en El Rocío que no había comida, bebida ni noticias de J. R. P. M., la persona contratada para el catering de la Romería. El compromiso era por los cinco días de fiestas, con un anticipo de 3.600 euros en varios pagos y una cuantía final a la liquidación de unos mil más. Sin noticias, una de las inquilinas de la vivienda decidió el jueves "poner un aviso en Facebook porque en un primer momento pensamos que le podía haber pasado algo". Ante la falta de noticias decidieron "poner una denuncia en la Guardia Civil". Precisamente en presencia de los agentes se produjo el esperado contacto: "Nos mandó un audio con voz lastimosa en la que nos decía que había tenido un accidente, que se había roto una pierna". Uno de los agentes decidió mantener una conversación ficticia con ella para sonsacar información que derivó en divagaciones incongruencias tras las cuales "nos dijo que mentía" y se interpuso la denuncia.

Posteriormente, según explican los denunciantes, hubo un contacto "con familiares suyos que nos dijeron nos devolvería el dinero entre el lunes y el martes siguiente". De nuevo no hubo más noticias. El último contacto de los denunciantes con la acusada de quedarse con el dinero fue claro: "Nos dijo que si no borrábamos los mensajes en Facebook no nos devolvía un euro". Este grupo de amigos de Málaga asegura además que "sabemos que hay al menos otras tres casas más en la misma situación que nosotros". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios