Andalucía en la ITB 2019 El reto de recuperar lo que nunca fue solo nuestro

  • Andalucía comprueba en la ITB que el mercado alemán está disminuyendo por la competencia de otros destinos más baratos, pero hay optimismo

No por esperado escuece menos. Andalucía ha sumado en los últimos años varios récords turísticos consecutivos motivado, entre otras cuestiones, por la inseguridad de otros destinos competidores mediterráneos como Turquía (tuvo un golpe de estado fallido y ha sido objeto de atentados terroristas), Egipto, Túnez (ambos con conflictos políticos internos y atentados) o Grecia (inmersa en una grave crisis financiera). Tras la tempestad viene la calma y esos países están recuperando terreno. Dicen los expertos en turismo que la memoria del viajero es muy corta y que si haces fuertes descuentos los clientes se olvidan de todo y van. Turquía lo está aplicando a rajatabla. Ir dos semanas de vacaciones a un hotel de cinco estrellas en Turquía es 900 euros más barato que lo mismo en la Costa del Sol y los bolsillos lo notan, sobre todo en una Alemania en la que empieza a haber un nuevo parón económico.

Andalucía es uno de los destinos favoritos para los alemanes. De hecho, es el segundo cliente internacional más importante para esta región tras el británico. Pero, en cuanto se ha atisbado una mayor sensación de seguridad -que ciertamente se puede quebrar en cualquier momento porque está cogida con alfileres-, los grandes touroperadores han promocionado los descuentos de esos países mediterráneos y están fletando aviones llenos de germanos dispuestos a pasar unos días de asueto a un precio menor. En definitiva, Andalucía ganó turistas prestados -como también hicieron otros destinos como Canarias o Baleares- y ahora toca devolverlos. El objetivo de todo el sector turístico andaluz en estos últimos años ha sido intentar aprovechar esa coyuntura para fidelizar a los viajeros, pero no siempre se puede conseguir. Además hay que tener en cuenta que aunque el alemán es un turista tradicional, también le gusta ir variando de destino y conocer nuevas experiencias.

Los políticos y los empresarios andaluces que han acudido a esta nueva edición de la feria turística ITB en Berlín, que hoy concluye para los profesionales y que este fin de semana está abierta al público general, han podido comprobar que hay que trabajar para recuperar a esos turistas alemanes que nunca fueron solo nuestros, sino que van picando en diversos destinos.

El miércoles, el consejero de Turismo, Juan Marín, se reunió con representantes de varios touroperadores para analizar cómo paliar la caída del 4% de turistas alemanes a Andalucía en el año 2018. “Veníamos un poco pesimistas por los datos y nuestra idea era ofrecerles productos y alternativas para recuperar ese mercado pero los touroperadores me han trasladado lo contrario, me han comentado que en febrero ha habido un repunte importante de reservas y nos vamos con una sensación positiva”, comentó el consejero. Marín estuvo, entre otros, con directivos de los dos mayores touroperadores en Alemania, TUI y Thomas Cook, que tienen una cuota de mercado del 30%, y el secretario general de Turismo, Manuel Muñoz, mantuvo otro encuentro con estos dos mayoristas el jueves en el que también le trasladaron un mensaje de tranquilidad.

El año pasado fueron menos turistas a Andalucía y en 2019 es probable que también caiga. Para intentar evitarlo, la Junta va a participar en seis ferias especializadas en Alemania este año y otras entidades como Turismo Costa del Sol han anunciado que van a incrementar su presupuesto de promoción un 25%. Los empresarios piden que esas campañas no se basen tanto en los touroperadores y vayan más personalizada al cliente final, pues cada vez más alemanes organizan los viajes por su cuenta. En este sentido, será también clave reforzar las conexiones aéreas directas entre Alemania y Andalucía, que se vieron afectadas por las quiebras de Air Berlín o Germania, y en esta ITB se han hecho acciones en esa línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios