Málaga

Antonio Banderas pugna por convertir la Casa de Botes en un restaurante “emblemático”

  • El actor encabeza una de las tres ofertas empresariales que pugnan por hacerse con la concesión a 25 años de este edificio

  • Las otras dos son las de Negocio y Playa S.L., del Grupo Trocadero, y la de Mundo Nuevo (UTE)

Casa de Botes, en el puerto de Málaga. Casa de Botes, en el puerto de Málaga.

Casa de Botes, en el puerto de Málaga. / Javier Albiñana

La apuesta del Puerto de Málaga por recuperar la antigua Casa de Botes en un espacio de restauración "emblemático" ha encontrado respuesta en tres grupos empresariales, entre los que se encuentra uno con Antonio Banderas como referente. El actor es el administrador único de la sociedad Bote Puerto Málaga, cuyas operaciones se iniciaron el pasado 25 de septiembre. La participación de Banderas es una demostración más de su perfil empresarial, que viene a sumarse a las recientes apuestas por negocios como el Pimpi o por el Teatro del Soho.

Acude al concurso de la mano de Bellauram S.L. y Bodegas El Pimpi S.L., de la que es parcialmente propietario. A esta primera proposición hay que sumar las de Negocio y Playa S.L., perteneciente a Grupo Trocadero, y Mundo Nuevo (UTE). Las tres sociedades van a pugnar por hacerse con la concesión demanial del inmueble con el objetivo de explotarlo comercialmente por un periodo de 25 años.

Los datos han sido aportados este viernes por el Puerto una vez se ha cerrado a las 14:00 el plazo de presentación de proposiciones. Las exigencias fijadas por la Autoridad Portuaria en el pliego de condiciones que rige este procedimiento son elevadas, en el interés de los actuales responsables del organismo por dar forma a un negocio de "nivel elevado". Una muestra de ello es la decisión de valorar la calidad de las propuestas con la misma puntuación que la oferta económica que hagan las entidades en concepto de canon anual, así como de tasa de actividad.

Antigua imagen de la Casa de Botes y de la zona del muelle 1. Antigua imagen de la Casa de Botes y de la zona del muelle 1.

Antigua imagen de la Casa de Botes y de la zona del muelle 1.

A esta primera demanda se suma el alto valor de la apuesta económica que tendrá que asumir el adjudicatario, que se sitúa en al menos 3,5 millones de euros para intervenir sobre el edificio. El adjudicatario final tendrá que "reformar el edificio entero", ya que se trata de una construcción muy antigua y con un estado de conservación deficiente. De hecho, se habla de la necesidad de reforzar la estructura, ya que se harán utilizables todas las terrazas. El tercer elemento a considerar es la solvencia de los interesados en el concurso, a los que se exige un volumen anual de negocio de al menos tres millones de euros.

La concesión propuesta no incluye solo la Casa de Botes, que cuenta con una superficie completa de 1.078 metros cuadrados (distribuidos en 735 metros en la planta baja y 343 en la planta primera), sino también la superficie exterior, de 363 metros. El concesionario tendrá que abonar una tasa de ocupación mínima de 41.845,76 euros y otra de actividad por al menos del 6% del volumen de negocio. Valores que posiblemente serán mejorados en las propuestas empresariales.

Desde el Puerto se incide en que esta edificación dará continuidad a la zona de paseo peatonal conectando, así, con el nuevo mirador colindante, lo que permitirá integrar este espacio portuario en las áreas destinadas a uso ciudadano, según recoge el documento de Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP). Las empresas dispondrán de un máximo de 24 meses para ejecutar las actuaciones necesarias.

El documento que sirve de referencia en el concurso hace especial hincapié en las actuaciones físicas que pueden o no realizarse sobre el edificio. En este sentido, se precisa que la mejora de su aspecto exterior debe "mantener la estética actual". Se exige a las empresas a mejorar los accesos peatonales y conexiones y flujos peatonales exteriores cercanos, "al menos y en particular desde Muelle Uno".

En este caso concreto, se aboga por lograr la integración del espacio ahora ocupado por un centro de transformación y la zona de transferencia de residuos "generando un nuevo mirador cuya rasante permita escamotear en el nivel inferior instalaciones antes mencionadas". Asimismo, se destacan las "deficiencias en la estructura de su forjado" que presenta la terraza exterior sur de la primera planta, por lo que se pide a los licitadores que contemplen en el proyecto básico las obras necesarias para corregirlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios