Municipal

El Ayuntamiento de Málaga levanta actas a varios locales de la Alameda por la ocupación de sus terrazas

  • El plan de aprovechamiento para ordenar las mesas y sillas no se aplica aún, a la espera de la puesta en servicio de los tramos o la recepción de la calle

Una de las terrazas ya instalada en el lateral sur de la nueva Alameda de Málaga. Una de las terrazas ya instalada en el lateral sur de la nueva Alameda de Málaga.

Una de las terrazas ya instalada en el lateral sur de la nueva Alameda de Málaga. / S. Sánchez

La reciente puesta de largo de la Alameda Principal, pendiente aún de que culmine toda la reurbanización de sus laterales a finales de año, ha abierto la puerta de par en par a que los aún pocos negocios de hostelería situados en sus márgenes empiecen a ocupar el espacio público. Un paso adelante que se produce sin que aún pueda aplicarse el ambicioso plan de aprovechamiento diseñado por el Ayuntamiento de Málaga para ordenar y controlar la presencia de terrazas en las zonas ganadas para el peatón.

Y aprovechando esta circunstancia puede verse cómo algunos de estos negocios exceden de manera clara los límites marcados por esta delimitación, instalando más mesas y sillas de las que podrán disponer una vez entre en vigor la medida. La concejala de Promoción Empresarial, Elisa Pérez de Siles, admite esta situación y aclara que a pesar de que la mayoría de los inspectores del área concentran estos días su labor en la Feria, se están realizando visitas a la zona de la Alameda.

"Han sido varias las actuaciones en materia de vigilancia", expuso la edil, que incluso informó del levantamiento de varias actas por exceso de ocupación que, previsiblemente, traerán consigo la apertura de procedimientos sancionadores. A esto se añade la existencia de algunos locales "con varios apercibimientos".

Pérez de Siles aclaró que la aplicación del plan de aprovechamiento, del que se informará próximamente a los colectivos de empresarios de la zona, no podrá aplicarse hasta que sea recepcionada la obra o se haga una puesta en servicio de los tramos ya habilitados al paso de los peatones. Asunto que, según dijo, es objeto de conversación con la Gerencia de Urbanismo.

La posición de su departamento es clara respecto a la necesidad de hacer valer las limitaciones del citado plan. "El plan de aprovechamiento se ha definido para cumplirlo", dijo de manera categórica. Ello limita la posibilidad de que se instalen terrazas a un máximo de 40 puntos en lo dos laterales de la calle, cada uno con una superficie máxima permitida de unos 13 metros cuadrados. Incluyendo dentro de este área cuatro mesas, 16 sillas, las pizarras informativas y las sombrillas que podrán colocarse. Quedan prohibidos los toldos y se obliga a dejar siempre libre un paso de 1,5 metros de ancho junto a la fachada de los edificios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios