Municipal

El Ayuntamiento de Málaga estudia cambiar de sentido Ollerías para reducir los coches en el Centro

  • La reurbanización del eje Carretería-Álamos aumentará la superficie peatonal un 27%, hasta lograr 6.782 metros cuadrados

Vista del jardín vertical previsto junto a la Tribuna de los Pobres. Vista del jardín vertical previsto junto a la Tribuna de los Pobres.

Vista del jardín vertical previsto junto a la Tribuna de los Pobres.

El proyecto definitivo con el que el Ayuntamiento de Málaga pretende regenerar el eje Carretería-Álamos con fondos europeos (Edusi) parece listo para ser, definitivamente, impulsado. Tras casi un año y medio en el que se han sucedido encuentros con los colectivos vecinales y sociales, ayer tuvo lugar la última de las reuniones de discusión sobre el diseño final, que incluye entre sus principales novedades la apuesta por cambiar el actual sentido de la calle Ollerías para rebajar la entrada de tráfico al Centro.

De acuerdo con los planteamientos realizados por los técnicos municipales, la idea pasa por "restringir el acceso desde calle Ollerías, puesto que, además el punto de cruce Ollerías-Carretería-Tejón y Rodríguez, es un punto de confluencia de tráfico que genera gran cantidad de atasco". La medida se antoja más necesaria si cabe tras el acuerdo asumido de que se seguirá permitiendo la entrada de vehículos por Carretería y Álamos sin criba alguna, de manera que sigan funcionando como una especie de ronda interna del casco antiguo.

Infografía de la nueva imagen del inicio de Carretería. Infografía de la nueva imagen del inicio de Carretería.

Infografía de la nueva imagen del inicio de Carretería.

Ello supone una cesión respecto a las previsiones originales. A pesar de ello, los responsables municipales creen que la reducción del espacio habilitado al paso de vehículos, con la ampliación de las zonas peatonales, así como la limitación de la velocidad en el trazado, traerán consigo "un calmado del tráfico actual". A esto se suma que la calzada dispondrá de un asfalto fonoabsorbente. Cabe recordar que llegó a manejarse la opción de que en Álamos sólo se permitiese el paso a autobuses y taxis.

Como consecuencia de ello, el eje mantendrá la diferencia de niveles entre el acerado y la sección habilitada para el tráfico, alegándose para ello "motivos de seguridad vial". Otro cambio puesto sobre la mesa pasa por suprimir la idea de delimitar un carril bici a contrasentido, señalándose que el mismo no podría ser incorporado a la calle Álamos y obligaría a suprimir arbolado en algunos tramos de la calle. "Se ha desestimado la propuesta, manteniéndose la compatibilidad del mismo solo en sentido de tráfico rodado", se expone en la última versión de la propuesta municipal.

No sufre alteración la última intención de modificar la escalinata de la Tribuna de los Pobres, así como la de instalar un ascensor para mejorar las condiciones de accesibilidad. Una de las particularidades de este punto es la creación de un jardín vertical, de 210 metros cuadrados. La operación contemplada divide el escenario en cuatro fases en el caso de Carretería y otras dos en Álamos.

Cruce de la calle Álamos con la calle Cárcer. Cruce de la calle Álamos con la calle Cárcer.

Cruce de la calle Álamos con la calle Cárcer.

De aprobarse finalmente la última versión de la propuesta, la ejecución de la obra permitiría modificar sensiblemente los usos de la calle. A modo de ejemplo, de los 4.105 metros cuadrados ahora reservados al peatón se pasaría a 6.782 metros cuadrados, un 27% más. Un incremento que va en perjuicio de la zona destinada al tráfico, que de los 5.770 metros cuadrados actuales bajará a 3.092 metros cuadrados. La sección rodada pasará de tener una anchura media de 6 metros a 3. Las aceras, en todo el recorrido, tendrán siempre un mínimo de 1,8 metros.

Una vez culminado el proceso de participación, la Gerencia de Urbanismo estará en disposición de enviar el proyecto constructivo a la Delegación de Cultura para que informe del mismo. Y solo tras contar con su visto bueno se pondría en marcha la tramitación de la contratación de unos trabajos cuyo coste pueden alcanzar los 4,5 millones, con un plazo de ejecución de entre año y año y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios