Málaga

El Ayuntamiento de Málaga se reúne con las peñas para tratar el proyecto de Cortijo de Torres

  • Los peñistas muestran sus dudas sobre la compatibilidad de las casetas con la propuesta de oficinas 

  • Urbanismo insiste en que se trata de una idea que está abierta a sugerencias

Representantes de la Federación de Peñas reunidos con la concejala de Fiestas, Teresa Porras, y el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López.

Representantes de la Federación de Peñas reunidos con la concejala de Fiestas, Teresa Porras, y el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López.

El Ayuntamiento de Málaga avanza en los primeros contactos con colectivos vecinales y profesionales para ir perfilando la operación de transformación de parte de los terrenos de Cortijo de Torres. Tras una primera reunión con los responsables del Palacio de Ferias, al objeto de analizar las necesidades de ampliación de las instalaciones, esta martes ha sido el turno de la Federación de Peñas, entidad claramente afectada.

El encuentro, calificado de satisfactorio por las dos partes, sí ha dejado entrever las dudas que a los peñistas le provoca una posible convivencia de las casetas de la Feria de agosto con las oficinas proyectadas en algunas de las pastillas. Sobre este particular, el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha insistido en que lo que hay en este momento no es más que una idea de ordenación, con lo que todo está abierto a ser modificado y ajustado.

"No es algo definitivo y queremos escuchar las sugerencias de los colectivos para plantear y encajar", ha señalado el edil, quien incluso ha asumido que no es seguro que pueda desarrollarse a varios años vista los alrededor de 92.000 metros cuadros de oficinas inicialmente planificado.

Por su parte, el presidente de las Peñas, Manuel Curtido, ha admitido que hay aspectos del proyecto "que gustan y otros que no". En este segundo lugar ha citado la posible confluencia de oficinas en la zona de las casetas y el hotel también contemplado. Por el contrario, sí ha valorado la apuesta por ampliar el Palacio de Ferias, las oficinas previstas en el entorno directo del complejo, los usos comerciales y los aparcamientos.

El desarrollo de la nueva centralidad contemplada en Cortijo de Torres supondría una inversión de unos 232 millones de euros. Una cuantía resultado de la ejecución den techo máximo de 91.893 metros para oficinas; otros 2.700 metros para comercial. Hay otros 42.000 metros cuadrados de suelo contemplado con uso ferial/industrial. El estudio propone convertir las actuales casetas de uso temporal en edificaciones concebidas como contenedores suficientemente versátiles para recibir nuevos usos polivalentes. Y ello con el fin de generar un nuevo paisaje permanente y la creación de una infraestructura que consolide al actual recinto ferial.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios