Málaga

El Ayuntamiento de Málaga trabaja en la nueva ordenanza para regular las despedidas

Una despedida de soltero en Málaga.

Una despedida de soltero en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Málaga está ya trabajando en la nueva ordenanza que se pueda aplicar sobre las despedidas de soltero incívicas. Complicadas de regular en un Estado de Derecho, desde el Consistorio ahora quieren apretar algo más la tuerca a aquellos que vayan descamisados o con símbolos fálicos o sexuales. 

Pese a que se planteó elevar las sanciones, permanecerán en el ordenamiento como leves, por lo que la cuantía económica máxima con la que se podrá multar seguirá siendo de 600 euros. Sí que aumenta el número de actos incívicos recogidos, y ya no se les sancionará únicamente por tener altavoces, megáfonos o incumplir con la normativa de ruidos o beber en la calle, si no que se extenderá a su vestimenta

Ahora mismo, la alteración de la ordenanza pasa por el Área de Participación del Ayuntamiento, que ya ha cerrado el plazo para emitir propuestas y que en unas semanas trasladará el texto resultante a exposición pública. Entonces, podrá ponerse en marcha la nueva ordenanza

"Uno de los principales motores del desarrollo de la ciudad es el turismo, y en aras de potenciarlo y mejorarlo, se considera conveniente dar un paso firme y regular aquellas conductas incívicas que deterioran la imagen y la percepción de una ciudad moderna e igualitaria", adelantan la propuesta en el portal de Participación Ciudadana.

Continua asegurando que la proliferación en los últimos años de determinadas conductas asociadas a las celebraciones de despedidas de soltero/a nos lleva a dotar al municipio de una nueva regulación con el objeto de preservar el espacio público como un lugar de encuentro, convivencia y civismo, en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de libre circulación, ocio y recreo, con pleno respeto a la dignidad y a los derechos de las demás personas y a la pluralidad de expresiones y de formas de vida diversas, que enriquecen nuestra ciudad.

"En definitiva, con esta nueva regulación se pretende poner freno a algunos comportamientos incívicos que puedan perturbar la convivencia entre los vecino/as de nuestra ciudad", resumen en el portal de Participación Ciudadana.

No es la primera medida que toman desde el Ayuntamiento para intentar poner coto a las despedidas, antes de verano –y en pleno auge de estos viajes en primavera– ya acordaron una campaña con los hosteleros para que fuesen estos quiénes hicieran uso de su potestad para rechazar a los clientes que tuviesen actuaciones incívicas.

Tanto desde el Ayuntamiento como desde la asociación de hosteleros (Mahos) ensalzan la buena salud con la que ha contado esta medida y cómo ha mejorado la imagen de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios