Economía

El Ayuntamiento de Málaga crea una tasa para las viviendas turísticas

  • Los propietarios de viviendas con fines turísticos deberán abonar un impuesto por recogida de basura que oscila entre los 63,9 y los 255,6 euros anuales

  • El Consistorio congela los impuestos y mejora el acceso a las bonificaciones por plusvalías

Francisco De la Torre y Carlos Conde, esta mañana en la presentación. Francisco De la Torre y Carlos Conde, esta mañana en la presentación.

Francisco De la Torre y Carlos Conde, esta mañana en la presentación. / A. R. (Málaga)

Impuestos congelados, una nueva tasa de basura para las viviendas turísticas y algunas mejoras para obtener bonificaciones en las plusvalías por transmisión de vivienda. Esos son los tres grandes ejes de las ordenanzas fiscales que ha aprobado esta mañana la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Málaga de cara al año que viene y que serán sometidas al Pleno el próximo 27 de septiembre.

La principal novedad es la puesta en marcha de un impuesto para las viviendas turísticas, un segmento que ha sido muy criticado por parte de los hoteleros en materia impositiva. A partir de 2019 los propietarios de las viviendas que estén oficialmente registradas en la Junta de Andalucía -las legales- deberán pagar un tarifa en concepto de recogida de basura cuyo importe variará en función de las plazas de cada inmueble. Los dueños de viviendas turísticas de entre una y cuatro plazas tendrán que pagar 63,9 euros al año; si tienen entre 5 y 8 plazas 127,8 euros; entre 9 y 12 plazas 191,7 euros; y si tienen más de 12 plazas serán 255,6 euros. "Se genera más basura y deben colaborar también", ha explicado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien, acompañado por el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde, ha precisado que el Consistorio espera ingresar 316.000 euros por este concepto. Según los datos oficiales de la Junta de Andalucía, en julio pasado había 3.508 viviendas turísticas legalizadas en la capital con 17.509 plazas disponibles, lo que arroja una media de cinco plazas por inmueble.

En el resto de conceptos se mantiene, según De la Torre, la "moderación, que es una bandera para nosotros" y hay algunos cambios puntuales. En el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana -la famosa plusvalía- el alcalde ha indicado que se mejoran las condiciones de acceso a las bonificaciones en el caso de las plusvalías mortis causa. Se reducirá de dos a un año el requisito de convivencia con la persona fallecida para poder obtener la ayuda y se rebaja de cuatro a dos años el periodo mínimo de permanencia de la posesión del inmueble adquirido. También se aplicará la bonificación en aquellos casos en que el fallecido o sus herederos fueron internados en centros asistenciales o que haya habido una convivencia efectiva entre ambos por motivos médicos aunque no se hayan empadronado. La bonificación va desde el 25 hasta el 95% en función de la renta de los solicitantes o del valor catastral del inmueble. De la Torre ha afirmado que siguen esperando una respuesta del Gobierno central para ver qué se hace cuando ha habido pérdidas de valor a la hora de hacer la transmisión del inmueble. 

La nueva ordenanza fiscal recoge también bonificaciones en el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (Icio) a la hora de hacer proyectos en parques empresariales o el PTA que generen empleo o que sean realizados por entidades sin ánimo de lucro. 

En materia de basuras, se plantea reducir un 50% el importe de la cuota en parques empresariales  cuando existan peculiaridades en la prestación de los servicios municipales. La ordenanza también establece que no se cobrará a la protectora de animales por la identificación animal en el Parque Zoosanitario Municipal.

El Impuesto de Bienes Inmuebles, el más importante de los municipios, se mantiene igual. "El IBI del Ayuntamiento de Málaga es de los más bajos de España, estamos en el 0,451%, lo que es prácticamente el mínimo legal", ha comentado De la Torre. El alcalde ha hecho hincapié en su política de "austeridad fiscal", ha afirmado que Málaga es "pionera" en varios tipos de bonificaciones y ha subrayado que "somos el ayuntamiento más barato y el que más servicios presta porque vamos lo más lejos posible en bonificaciones". Traducido a números, el Consistorio señala que en 2019 dejará de ingresar 20 millones de euros por las bonificaciones, una cantidad que se eleva hasta los 200 millones de euros en la última década. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios