Municipal

El Ayuntamiento activa la rehabilitación del Hospital Noble para una agencia de la ONU

  • El Centro Internacional de Formación de Autoridades (Cifal) ocupará 373 metros de la planta baja

  • El valor inicial de la obra alcanza los 250.000 euros y el plazo es de 5 meses

Entrada principal al Hospital Noble. Entrada principal  al Hospital Noble.

Entrada principal al Hospital Noble. / Javier Albiñana

El Ayuntamiento de Málaga pone en marcha el proceso de contratación de las obras de rehabilitación de parte del antiguo Hospital Noble y su adecuación como futura sede de las agencias Unitar-Cifal, de la Organización de Naciones Unidas (ONU), centro que empezó a funcionar a mediados de año. De acuerdo con los datos que figuran en la licitación, el valor estimado para la ejecución de los trabajos alcanza los 250.000 euros, fijándose un plazo de cinco meses para la materialización de los mismos.

El periodo de presentación de ofertas quedará cerrado el próximo 11 de enero, momento a partir del cual se deberán analizar las propuestas y adjudicar la obra. Con todo, no parece previsible que las nuevas dependencias del instituto para la formación de Naciones Unidas estén listas hasta después del verano o el último trimestre del año que viene.

El pliego de condiciones técnicas precisa que las actuaciones contempladas afectarán al ala este de la planta baja del Hospital Noble, localizado en la Plaza General Torrijos. El edificio fue construido entre 1866 y 1870 y promovido y financiado por las herederas del doctor Joseph Noble, un médico natural de Frisby, Inglaterra. En la actualidad el inmueble está ocupado parcialmente por la Empresa Municipal de Aguas, mientras que existe una concesión sobre la esquina trasera para la ubicación de la casa Hermandad del Descendimiento. El resto de estancias está sin uso.

La edificación completa dispone de una superficie de 5.244 metros cuadrados, distribuidos en planta sótano, baja y tres plantas. Y la superficie objeto de intervención, es de 373 metros cuadrados. Atendiendo al programa funcional y teniendo en cuenta la estructura del inmueble y el espacio disponible, se plantean dos zonas diferenciadas para las instalaciones de Unitar-Cifal: una relacionada con el ciudadano, dónde se proyectan dos talleres, una sala expositiva y una recepción, y una zona más privada para los trabajadores. Ambas zonas disponen de un área de baños independientes.

La nueva sede dispondrá estará repartida entre el espacio destinado a la atención a los ciudadanos y a las tareas administrativas

El acceso a las dependencias o zona a intervenir se realiza a través de la entrada principal y original del Hospital Noble, disponiendo del vestíbulo del edificio. El primer espacio en el recorrido es el punto de información y vestíbulo, relacionado íntimamente con la sala expositiva. No existen barreras tangibles entre ambos, pero se aprecia a través de la estructura espacial.

A continuación, se dispone de forma generosa un distribuidor que da acceso a los dos talleres y áreas de aseos más público. Se proyectan dos huecos muy permeables que bañan de luz este espacio intersticial. Ambos talleres tienen contacto con el exterior a través de la fachada original del Hospital Noble, manteniendo la estructura de los huecos existentes.

En último lugar, el distribuidor conecta con la zona administrativa de Unitar. Se proyecta un espacio para funciones administrativas que disfruta de dos huecos con contacto visual a la Plaza de Toros de La Malagueta. También se dispone de un despacho para la dirección del centro, en contacto con la fachada original. Dispone de dos huecos, una ventana y una puerta, ambos existentes. En todo momento se mantiene la estructura y los huecos originales, sin modificar de ningún modo la fachada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios