Málaga

El Ayuntamiento sustituirá las vallas de Semana Santa por otras más bajas

  • La concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, afirma que los asistentes tendrán "visibilidad de sobra" con los nuevos sistemas, que no cambiarán de ubicación

Las nuevas vallas instaladas por el Ayuntamiento Las nuevas vallas instaladas por el Ayuntamiento

Las nuevas vallas instaladas por el Ayuntamiento / Javier Albiñana

El Ayuntamiento de Málaga ha sustituido las vallas de seguridad que impiden el paso al recorrido oficial de Semana Santa por otras de menor altura. La iniciativa, que ha sido acordada este Miércoles Santo con la Agrupación de Cofradías, responde a las numerosas quejas que han aflorado, principalmente a través de las redes sociales, por parte de los asistentes. Con los nuevos sistemas, que también son antivuelcos y desempeñan la misma función, se tendrá, en palabras de la concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, “visibilidad de sobra”. La previsión era que este mismo día comenzaran a instalarse.

El cambio únicamente afecta a la dimensión de las vallas, que hasta ahora medían 1,80 metros, y no a la ubicación. La edil asegura que se mantendrán en los mismos puntos en que hasta ahora se encontraban, en los aledaños de calle Larios. Porras, en este sentido, señaló que la seguridad “hay que cumplirla” y ayer recordaba que el Ministerio de Interior mantiene el nivel 4 de alerta antiterrorista. Los espectadores podrán acceder al recorrido oficial “cuando se pueda dar paso”. La concejala subraya que “no se puede pasar en medio de una procesión”. “Antes la gente se aglomeraba y se hacía un tapón”, destacó. Esa situación es la que el Ayuntamiento pretende evitar.

En la misma línea se pronunció el concejal de Seguridad, Mario Cortés, quien afirmó que las nuevas vallas “siguen cumpliendo los criterios de seguridad pero mejora la estética”.

“Siguen cumpliendo los criterios de seguridad pero mejora la estética”

También el grupo municipal socialista se pronunció sobre los polémicos sistemas, que “no le gustan” y destacó que, “pese a entender que cumplen una función de seguridad, habrá que plantearse si es ese el único modelo posible para preservar la confianza en la zona, cosa que dudo”. De ahí que exigiera su sustitución, principalmente en las vías de acceso a calle Larios, “ante las graves quejas ciudadanas que están suscitando”. “Separan y dan una imagen de frontera y de separación de clases que no podemos tolerar”, aseveró el también candidato a la Alcaldía.

Las vallas que motivaron las quejas Las vallas que motivaron las quejas

Las vallas que motivaron las quejas

Según explicó, estos días ha recibido a través de Whastapp y redes sociales como Facebook “innumerables críticas a estas vallas de separación que impiden a muchos malagueños y malagueñas poder disfrutar de la Semana Santa, una fiesta que es de todos y que no debe en ningún caso restringirse”. Desde el grupo socialista entienen “que se deben poner en marcha mejoras para salvaguardar la imagen de la ciudad” y acabar así con el “caos que se está produciendo y que tiene como único responsable al equipo de gobierno y al alcalde Francisco de la Torre”. Según sentenció el candidato socialista a la Alcaldía, le cuesta creer “la falta de organización existente, máxime cuando la Semana Santa es también economía, creación de empleo y turismo. Si la imagen que se da es negativa, va a repercutir en estos factores y en años venideros”.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, insistió el martes en que se debe mejorar “la permeabilidad” en los recorridos de la Semana Santa de Málaga. Así, el regidor valoró que la Semana Santa malagueña iba entonces “muy bien” desde el punto de vista climatológico y “bastante bien” en relación con el aspecto organizativo del nuevo recorrido oficial, aunque reconoció que quedaban “algunos puntillos por mejorar”.

De la Torre incidió en que queda por mejorar la “permeabilidad” en relación con que las personas no estén mucho tiempo para poder cruzar en los recorridos, en concreto, “el público que quiere en el entorno de ese recorrido cofrade poder moverse en el norte, sur, este y oeste”.

El alcalde subrayó además que había previsiones de espacio pero “hay que tener en los puntos de paso, en esos controles de la empresa de vigilancia contratada por la Agrupación, la agilidad y el sentido común necesario para que no se acumule demasiada gente”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios