Málaga

Baleària cancela hasta el domingo la línea con Melilla tras el accidente

  • Ingresan en un centro de protección seis polizones del buque que sufrió el percance

El catamarán de Baleària accidentado atracado ayer en el muelle 3-A1. El catamarán de Baleària accidentado atracado ayer en el muelle 3-A1.

El catamarán de Baleària accidentado atracado ayer en el muelle 3-A1. / j. c. cilveti

La naviera Baleària comunicó ayer la cancelación temporal de la línea regular marítima que enlaza los puertos de Málaga y Melilla. Esta situación que se prolongará hasta el próximo domingo, está motivada por el accidente que el lunes sufrió en el puerto el catamarán Pinar del Rio; una colisión que mantiene inactivo a este fast ferry atracado en el muelle 3-A1.

Y aunque esta compañía posicionó en Málaga varias horas después del accidente a su buque Avemar Dos para embarcar a los pasajeros que en la tarde del lunes debían viajar a Melilla, finalmente, según informaban ayer a este diario responsables de la naviera, la línea quedará momentáneamente cerrada a la espera de que el domingo se reincorpore a la ruta del mar de Alborán en buque Nissos Chios, titular de esta navegación desde diciembre del año pasado.

Llegado al puerto malagueño el 26 de abril para sustituir temporalmente al Nissos Chios, el catamarán rápido Pinar del Rio, tras realizar dos navegaciones y cancelar otras dos por mal tiempo, el lunes, día en el que retomaba su ruta, chocaba contra la escollera situada junto al Pantalán de Levante al sufrir un fallo de máquina mientras maniobraba de entrada para amarrar en el muelle 3-A3. Con 143 pasajeros a bordo y 19 vehículos, el ferry rápido tuvo que ser auxiliado por los remolcadores Vehintiocho y Vehintinueve para quedar posicionado en su lugar de atraque.

Por otra parte, seis de los siete pasajeros que fueron detenidos por la Policía Nacional al viajar como polizones en el buque ingresaron en un centro de protección de menores de la Junta de Andalucía. Fuentes de la Delegación de Bienestar Social informaron a Efe de que los seis menores, a los que previamente se les han practicado las pruebas oseométricas, tienen entre 16 y 17 años y ya se encuentran acogidos en un centro de la provincia malagueña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios