política

A Bendodo se le atraganta la pizza

  • La dirección provincial del PP sale debilitada tras el triunfo de Casado

La imagen que Sáenz de Santamaría colgó en sus redes sociales con Bendodo a la izquierda. La imagen que Sáenz de Santamaría colgó en sus redes sociales con Bendodo a la izquierda.

La imagen que Sáenz de Santamaría colgó en sus redes sociales con Bendodo a la izquierda. / m. h.

Comentarios 4

La elección de Pablo Casado como nuevo presidente del PP y futuro candidato del partido a La Moncloa ha dejado tocada a la dirección provincial de los populares malagueños. Desde un primer momento, su presidente, Elías Bendodo, se alineó en el bando de Sáenz de Santamaría y con el paso de los días se convirtió en uno de los hombres fuerte de la ex vicepresidenta. Su figura fue ganando peso hasta el punto de que el pasado jueves apareció en la fotografía de la comida del núcleo duro de Soraya en una imagen que se bautizó como la foto de las pizzas. Bendodo, político sumamente inteligente y que apenas comete errores reseñables, sale debilitado ante la nueva dirección nacional que saldrá de Génova, y deberá ganarse ahora la confianza de su nuevo líder, un político de su generación. Tras su derrota, Bendodo, mandó un mensaje conciliador para taponar posibles heridas: "Málaga desde ya se pone a trabajar en las elecciones autonómicas y "a disposición" de Casado, quien les va a "ayudar y va a ser muy útil para obtener un gran resultado en Málaga y en Andalucía".

'Quien sí sale fortalecida del tsunami que ha vivido el PP en este último mes es la ex alcaldesa de Fuengirola y vicepresidenta segunda del Parlamento, Esperanza Oña, alineada en el bando del ya presidente nacional del PP. Arrinconada en un segundo plano de la vida política nacional, su figura podría resurgir ahora en Madrid. Nada más conocerse los resultados, Oña escribió en Twitter: "Ganó @pablocasado_ ganó el @PPopular gana España". Toda una declaración de intenciones de la que fuera una de las alcaldesas más votadas del PP durante la dos décadas al frente del Ayuntamiento de Fuengirola. Quien también tiene que estar disfrutando es el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que no dudó en desmarcarse de la dirección provincial del partido para apoyar a Cospedal. Tras varios días sin decir ni una palabra, De la Torre mostró sorpresivamente su apoyo a la ex ministra de Defensa. "A mí ya no me sorprende nada", le replicó un día después Bendodo, tal vez cansado de las por momentos tensas relaciones que mantiene con el regidor popular. Tras la derrota de Cospedal, De la Torre expresó su apoyo público a Casado. "Para el impulso, regeneración e ilusión que necesita el @PPopular es muy oportuno apoyar a @pablocasado", afirmó el regidor en su cuenta personal de Twitter.

Fernando Fernández, alcalde de Coín, el ex subdelegado del Gobierno Carlos Rubio y el ex presidente del PP de Málaga Joaquín Ramírez han sido otros de los políticos malagueños que han dado su apoyo a Casado, que deberá tender puentes con Andalucía y con su líder, Moreno Bonilla, que también sale tocado ante Génova. El tiempo dirá si Casado es capaz de reconstruir un partido que a nivel territorial sale muy dividido y tocado. En Málaga habrá que esperar para saber el coste de un pedazo de pizza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios