Infraestructuras

Bobby Logan no albergará la oficina de empleo en la zona de El Palo

  • La mesa de contratación descarta la única oferta presentada para el arrendamiento de un inmueble para este fin porque solo dispondría de licencia de uso provisional

Edificio de la antigua Bobby Logan. Edificio de la antigua Bobby Logan.

Edificio de la antigua Bobby Logan.

El edificio que durante años albergó la discoteca Bobby Logan no acogerá finalmente la oficina del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en la zona de El Palo. La mesa de contratación encargada de analizar la que había sido la única oferta presentada para el arrendamiento de un inmueble para este fin, la presentada por Componentes Textiles Industriales SL., acaba de rechazar la propuesta tomando como base un informe emitido por la Gerencia de Urbanismo según el cual la calificación actual de la construcción, equipamiento, sólo permitiría acoger oficinas pero con una licencia de uso provisional.

Y ello entra en conflicto con el pliego de condiciones que regía el concurso de alquiler impulsado por la Consejería de Empleo, que obliga a que el inmueble cuente con las licencias de uso necesarias. Ante el fallido intento de la Junta por contar con un nuevo espacio para dar servicio a las necesidades del SAE, se abre la opción de analizar una adjudicación directa, si bien se deberán respetar los criterios marcados en el procedimiento inicial.

Entre las exigencias planteadas por Empleo estaba que fuese un edificio situado en el sector de Málaga Este, fijando como área preferente las avenidas Salvador Allende y Juan Sebastián Elcano. La superficie mínima estimada del local deberá ser de 692 metros cuadrados útiles, con unos valores de arrendamiento máximos de 700.372 euros (IVA incluido), si bien se abría la puerta a admitir locales terminados con uso por un tope de 595.316,40 euros (IVA incluido); terminado sin uso, con un importe base de 455.242,20 euros (IVA incluido), y en estado bruto con un importe base de licitación de 350.186,40 euros (IVA incluido).

Cabe recordar que no es el primer revés que tiene la propiedad en el intento de dar una salida al edificio tras su cierre. Hace varios años también se manejó la posibilidad de que el Ayuntamiento se hiciese con su propiedad. Sin embargo, la posibilidad quedó anulada por su alto coste. La Gerencia de Urbanismo consideró que el coste es muy elevado y que incluso estaba por encima del mercado. Y ello después de que la Comisión de Cultura aprobase por unanimidad una moción en la que se instaba a iniciar las negociaciones para la compra del edificio y darle un uso cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios