Residencias DomusVi en Málaga, un hogar para las personas mayores

Contenido ofrecido por DomusVI

DomusVi cuenta con tres centros en la provincia de Málaga: DomusVi Azalea, en Marbella, DomusVi Fuentesol en Alhaurín de la Torre y DomusVi Sierra de las Nieves, en Guaro.

Zona exterior del Centro DomusVi Azalea, en Marbella
Zona exterior del Centro DomusVi Azalea, en Marbella
Redacción

14 de abril 2023 - 11:27

Los bajos índices de natalidad provocan que nos enfrentemos a una población cada vez más envejecida que hacen que las familias tengan que recurrir a ayuda externa con la que complementar esa atención a nuestros mayores.

Si a esto le añadimos la vorágine en la que diariamente nos enfrentamos en los diferentes ámbitos, se hace necesario buscar ayuda para cubrir esas carencias y los centros de mayores de DomusVi son buenos aliados en esa importante labor. Con más de 30 años de experiencia están llamados a jugar un papel central para construir el futuro de la atención y cuidados a las personas mayores, especializándose en las diferentes necesidades y demandas de sus residentes.

Los residentes de estos centros, así como sus familias, son los protagonistas indiscutibles, DomusVi fomenta su participación en la toma de decisiones vitales contemplando los gustos, deseos, necesidades y preferencias individuales. Con el objetivo de garantizar su bienestar, físico y emocional trabajan para fortalecer su independencia, autonomía e interacción social en un entorno acogedor y confortable de trato familiar prevaleciendo el mantenimiento de sus capacidades y habilidades.

El establecimiento del vínculo es otra de las prioridades de DomusVi y que no sólo se establece entre el residente y el personal sino también entre las familias y el equipo que ayuda en la labor de los cuidados y atenciones. De esta manera, los familiares se sienten desde el primer momento acompañados tanto en el proceso de ingreso como durante toda su estancia.

Este vínculo y la importancia que tiene para la salud mental de las personas residentes está detrás de otro de los aspectos destacados de DomusVi ya que parten de la base del concepto de residencia abierta, lo que se traduce en que familiares, vecinos, asociaciones pueden participar del día a día del centro. De esta manera se fomenta la participación de las familias a través de las actividades conjuntas, ya sean individuales o colectivas, para que sean parte en cada momento de todo cuanto acontece. Así se logra que los residentes se sientan en su casa, con el añadido de que los profesionales sociosanitarios están constantemente a su lado, convirtiéndose gracias al establecimiento de ese vínculo, en sus personas de referencia.

Habitación del centro DomusVi Fuentesol, en Alhaurín de la Torre
Habitación del centro DomusVi Fuentesol, en Alhaurín de la Torre

En el caso de los centros presentes en la provincia de Málaga -DomusVi Azalea, en Marbella, DomusVi Fuentesol en Alhaurín de la Torre y DomusVi Sierra de las Nieves, en Guaro- cabe destacar que están distribuidos en unidades de convivencia independientes que garantizan una mayor calidad de vida, integración social y atención individualizada según las necesidades de cada persona. Estas unidades de convivencia cuentan con su propio comedor, terraza y espacios comunes. Todos ellos ofrecen servicios especializados en Alzheimer y otras demencias, convalecencia y rehabilitación tras un ictus, un accidente cardiovascular o una intervención quirúrgica. También cuidados paliativos y servicios de atención gerontológica ya sea para estancias permanentes como para estancias temporales.

Además, cuentan con un equipo multidisciplinar de profesionales con experiencia y con capacidad para adaptarse a cada residente ya que para DomusVi es importante diferenciar los beneficios que cada terapia aporta a los usuarios según su nivel de deterioro cognitivo y por ello elaboran un plan de actuación personal para cada residente que se revisa periódicamente.

Comedor del centro DomusVi Sierra de las Nieves, en Guaro
Comedor del centro DomusVi Sierra de las Nieves, en Guaro

Esta forma de trabajo no es ajena a los beneficios que las nuevas tecnologías pueden aportar tanto a los procesos de trabajo internos como a los servicios y atención que ofrecen a los usuarios ya que se ha demostrado que son una potente herramienta para estimular el acercamiento entre las personas, frenar el deterioro cognitivo y fomentar el envejecimiento activo y saludable. La aplicación de estas mejoras tecnológicas al servicio de los profesionales repercute directamente en una mejoría en la atención a los residentes.

También cabe destacar que en estos centros fomentan la implantación de terapias no farmacológicas para mejorar la calidad de vida de los residentes a través de proyectos de reminiscencia, terapéuticos, de envejecimiento activo, culturales, sociales en los que, en algunos casos, el uso de las nuevas tecnologías multimedia es clave.

stats