Tromba de agua Campillos y Teba se encierran por la falta de respuesta del Gobierno

  • Los municipios inician la protesta de manera indefinida junto a sus vecinos al no ser declarados zona catastrófica

Encierro en el interior de la iglesia de Teba para exigir la declaración de zona catastrófica. Encierro en el interior de la iglesia de Teba para exigir la declaración de zona catastrófica.

Encierro en el interior de la iglesia de Teba para exigir la declaración de zona catastrófica. / J. F.

Comentarios 1

Indignación máxima en Campillos y Teba tras la decisión del Gobierno central de no declarar el pasado viernes como zona catastrófica los municipios afectados por las inundaciones que lo habían solicitado y limitarse a señalar que el asunto de las posibles ayudas para estas áreas sigue en estudio.

La reacción de ambos equipos de gobierno fue inmediata tras el “golpe” recibido el viernes, convocando una asamblea de protesta y sendos encierros indefinidos de sus equipos de gobierno.En el caso de Campillos desde la administración local no dudaron en calificar como “tomadura de pelo” la decisión del Ejecutivo central, al tiempo que anunciaron que van a realizar todas las acciones de reivindicación necesarias para que las ayudas anunciadas por el Gobierno de España y la Junta de Andalucía no se queden en una mera promesa.

“El Gobierno no ha estado a la altura de las necesidades y urgencias que están padeciendo los habitantes de Campillos y del resto de localidades afectadas. Cientos de familias han quedado en una situación crítica, llegando a perderlo todo en muchísimos casos. Es por ello que Campillos no puede estar ni un solo día más sin respuestas y exigimos al Gobierno de España que asuma su responsabilidad y proteja y vele por el bienestar de la ciudadanía, a la que está dejando en una situación de desamparo”, afirmó el alcalde de Campillos, Francisco Guerrero.

“Han hecho al Ayuntamiento y a todas las personas damnificadas trabajar a contrarreloj y en tiempo récord para hacer llegar a Madrid una estimación de daños que, a la vista de la respuesta recibida, no ha sido ni mucho menos tenida en cuenta”, dijo Guerrero.

Asimismo recordó que al municipio han acudido estos días la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el entonces delegado del gobierno de la Junta en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; la Consejera de Educación, Sonia Gaya; la delegada de Educación, Patricia Alba; y el delegado de Empleo, Mariano Ruiz, “pero parece que no se han enterado de cuál es la realidad que se ha vivido y se sigue viviendo en Campillos, y no estamos dispuestos a aceptar como justificación las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre”, aseguró.

Por ello convocaron una protesta a las puertas del Consistorio para mostrar el rechazo a la forma de actuar que se está teniendo desde Madrid y posteriormente se procedió a iniciar un encierro indefinido por parte del Gobierno local en el pabellón de deportes, que fue una de las zonas afectadas por las inundaciones.

“En esta situación tan desesperada para tantos vecinos y vecinas, cada día que pasa es una eternidad. La actual situación de Campillos no entiende de elecciones, no puede esperar tanto tiempo y no nos vamos a quedar más de un mes de brazos cruzados”, añadió Guerrero. “Ya no nos valen las palabras, solo queremos ver hechos, afirmó rotundo el regidor.

En cuanto al encierro previsto, el regidor indicó que “está abierto a toda la ciudadanía que quiera mostrar como nosotros su malestar ante la falta de respuestas del Gobierno. Bajo ningún concepto vamos a aceptar que las instituciones se olviden de Campillos y de su gente. Haremos todo lo que sea necesario para que se nos escuche y se atiendan las necesidades de las miles de personas que están viviendo este durísimo trance”.

Teba

Mientras tanto, en Teba su gobierno local mostró su indignación por la situación que están viviendo y la respuesta del Ejecutivo central. También se desarrolló una asamblea informativa con los vecinos y el equipo de gobierno municipal inició un encierro en la iglesia de la localidad. “Hay que defender nuestro pueblo”, señalaba un comunicado del Consistorio que también hacía un llamamiento a la unidad de los vecinos.

El alcalde de Teba, Cristóbal Corral, mostró su profundo malestar con la forma de actuar del Gobierno central, señalando que “nos han dado un palo tremendo”, al tiempo que lamentó que esta sea la forma de responder de la Administración central ante unos vecinos en situación de necesidad extrema y que lo han perdido todo. En ambos casos los integrantes del PSOE se sumaron a las reivindicaciones realizadas por parte de los alcaldes hacia el Gobierno central.

El portavoz provincial del PP de Málaga, José Ramón Carmona, exigió al Gobierno central que “rectifique y atienda la petición de los miles de vecinos damnificados por el temporal en los municipios de Campillos, Teba, Humilladero, Ardales o la ELA antequerana de Bobadilla Estación y que hoy han protestado ante la decisión del Consejo de Ministros de no declarar como zona catastrófica estas localidades”.

Por otra parte, Adif informó que prevé reanudar este próximo miércoles día 31 de octubre el tráfico ferroviario en el tramo entre Casariche (Sevilla) y El Chorro, según han indicado fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, que han detallado que cuando esté reparado este tramo –afectado por las lluvias del pasado fin de semana– se recuperará la línea convencional de tren Córdoba-Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios