inundaciones Los ayuntamientos cifran en 60 millones los daños de la tromba

  • Campillos, con 23 millones de euros, ha sido la localidad más afectada por la riada, seguida de Teba, que las cifra en 15 millones entre desperfectos públicos y privados

El agua inundó amplias zonas del municipio de Campillos. El agua inundó amplias zonas del municipio de Campillos.

El agua inundó amplias zonas del municipio de Campillos. / Javier Flores

Sesenta millones de euros. Esa es la cantidad a la que ascienden los cuantiosos daños de la tromba de agua que el domingo golpeó con virulencia al interior de la provincia. Campillos, con 23 millones, es el municipio más afectado según la estimación que han realizado desde el Consistorio tras valorar las pérdidas ocasionadas por las inundaciones.

En su caso son numerosos los espacios públicos afectados, incluyendo centros educativos, la jefatura de la Policía Local y hasta el centro de salud, además de los caminos públicos o la red de abastecimiento de agua, a lo que se suman los daños sufridos por particulares y empresas.

Mientras tanto, Teba se sitúa como la segunda población más afectada, y según la Oficina Técnica de Urbanismo del Ayuntamiento, los daños personales y materiales producidos por las lluvias ascienden a 15.230.455 euros. El Consistorio, a petición de la Subdelegación del Gobierno y con carácter urgente, entregó el pasado jueves un documento que recoge una descripción y evaluación económica provisional de los daños.

Esta ficha describe “la pérdida total de las infraestructuras de abastecimientos de agua de la localidad, la rotura parcial en la red de saneamiento, la destrucción total de la red de caminos, carreteras inaccesibles e intransitables, desprendimientos de rocas y piedras continuos, corrimientos de terreno, derrumbes, caídas de muros, árboles y construcciones, etcétera”.

Asimismo, el Ayuntamiento ha informado que para cubrir las necesidades básicas de hidratación asegurará el suministro de agua potable a través un trailer de 25.000 litros que rota por las calles del municipio y una cubeta que proporciona, de la misma forma, agua no potable.

Paralelamente, y gracias a cientos de donaciones, se realizará diariamente un reparto de agua embotellada en el Pabellón Municipal. La decisión del Gobierno de mantener en estudio las posibles ayudas para la zona creó un gran malestar entre los afectados de Teba, que esperaban una decisión positiva del Gobierno central, hasta el punto de que el Consistorio solicitó a la Diputación de Málaga el envío de un equipo psicológico que ya está prestando sus servicios.

Por su parte, el Pleno del Ayuntamiento de Sierra de Yeguas ha solicitado al Gobierno la declaración de zona catastrófica. En una primera estimación, el Ejecutivo municipal calcula que la inversión necesaria para el restablecimiento de sus infraestructuras públicas tras las lluvias torrenciales del pasado fin de semana puede superar los 5 millones de euros.

El alcalde, José María González, aseguró que en estos momentos aún es “muy complicado” hacer un cálculo más exacto de los daños, ya que hay puntos a los que todavía no se ha podido acceder, caminos rurales que han desaparecido casi por completo y que quedan tramos de vías donde ni siquiera se han podido comenzar las labores de limpieza, debido a que el agua aún sobrepasa el firme.

“Estamos volviendo a la normalidad, reparando aquello que podemos reparar con nuestros medios”, insistió a través de un comunicado el alcalde, que lanzó un mensaje de tranquilidad a los vecinos respecto a las gestiones que están haciendo la Administración local y la Junta de Andalucía para recuperar al municipio de las fuertes precipitaciones. Por otro lado, el Pleno de Sierra de Yeguas también ha instado a la Administración central a que tome la misma medida con todos los municipios afectados por las riadas, para que se les puedan conceder “cuantas ayudas sean necesarias para restablecer los años causados”.

Sierra de Yeguas y Benaoján solicitan la declaración de zona catasfrófica

En el caso de Ronda, su Ayuntamiento estima que los daños, según los primeros informes, alcanzan los 3.632.000 euros. Según explicaron desde el Consistorio, estos datos ya se han remitido a la Subdelegación del Gobierno para ponerlos en conocimiento del Gobierno Central.

La alcaldesa, Teresa Valdenebro, señaló que se han identificado problemas causados por la lluvia en numerosas instalaciones públicas, sin contar con las que sufrido los privados en todo el término municipal. De esta manera, detalló, se han visto dañados los centros cívicos, la Escuela de Enfermería, el teatro municipal, el alumbrado público, asfaltado, daños en saneamiento y pluviales, viviendas de titularidad pública.

“Solamente los daños en las zonas rurales se han calculado, en esta primera estimación, en 2.100.000 euros en daños en caminos públicos, vías pecuarias y carriles, aunque aún hay muchas cuestiones que analizar”, como la situación en la que se encuentra los Baños Árabes de la ciudad.

Por su parte, en Benaoján han cifrado los daños en 4,1 millones de euros, por lo que también han pedido la declaración como zona castastrófica ante la impsibilidad de hacer frente a estos años con recursos propios. Mientras tanto, en Jimera de Líbar se estiman 500.000 euros en pérdidas y 600.00 en Antequera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios