Málaga

Las eutanasias de perros bajan un 58% en el Centro Zoosanitario Municipal de Málaga

  • La concejala de Medio Ambiente aboga por "continuar con la tendencia de los últimos años en el descenso del número de sacrificios y estar cada vez más cerca del objetivo de sacrificio cero"

Dos perros del Centro Zoosanitario de Málaga, en una imagen de archivo. Dos perros del Centro Zoosanitario de Málaga, en una imagen de archivo.

Dos perros del Centro Zoosanitario de Málaga, en una imagen de archivo.

El Centro Zoosanitario Municipal, que gestiona el Área de Sostenibilidad Medioambiental, ha reducido durante 2019 más del 58 por ciento el número de eutanasias practicadas a perros, pasando de 511 de 2018 a 216 el pasado año; y gatos -de 650 a 271-.

Estas cifras llegan hasta el 80 por ciento de reducción en perros y al 70 por ciento en gatos si se compara los datos con los de 2011, según ha informado en rueda de prensa la concejala de Sostenibilidad Medioambiental, Gemma del Corral.

Del Corral ha considerado que estos datos "hacen albergar esperanzas de continuar con la tendencia de los últimos años en el descenso del número de sacrificios y estar cada vez más cerca del objetivo de sacrificio cero".

Paralelamente, se han reducido los ingresos de perros y gatos durante 2019, concretamente un 39 y un 27 por ciento, respectivamente. Estos datos se traducen en 752 perros y 656 gatos ingresados.

La edil ha señalado "que aunque aún queda camino por recorrer y que hay que seguir trabajando en reducir las cifras de abandono, ya que es la forma más efectiva de alcanzar el sacrificio cero, estos datos ponen de manifiesto que las campañas de concienciación de tenencia responsable de animales empiezan a dar su fruto y también del empeño de esta área en conseguirlo".

El Ayuntamiento afirma que se han reducido los ingresos de perros y gatos durante 2019, un 39 y un 27%, respectivamente.

Las cifras de 2019 se concretan, en el caso de los perros, en un total de 752 ingresos. El 74 por ciento; es decir 556 canes, fue entregado por los propietarios tras renuncia de éstos, frente a las 903 del año 2018; y los restantes, 196 perros --el 26 por ciento--proceden de recogidas por los servicios municipales, generalmente de perros abandonados o sin propietario en la vía pública, frente a los 333 recogidos en 2018.

Respecto a las adopciones directas de perros alojados en el Zoosanitario se han mantenido las cifras de años anteriores, con un leve incremento. Se registró un total de 156 frente a 152, sin embargo, los rescates por parte de los propietarios, resultado normalmente de pérdidas de los animales que son resueltas gracias a estar éstos identificados, y las cesiones a otras instituciones, están por debajo de las expectativas --257 frente a 328 del 2018--.

En este sentido, la concejala ha señalado que "tristemente, muchos de esos 556 perros entregados por sus propietarios este año son animales muy mayores o enfermos, que son entregados para ahorrarse el coste de la eutanasia por parte de su veterinario".

Muchos de los animales son muy mayores o enfermos, que son entregados "para ahorrarse el coste de la eutanasia por parte de su veterinario"

En el caso de los gatos, los datos sobre entradas son opuestos al caso de los perros. De los 656 gatos ingresados durante 2019, un total de 174 fueron entregados por sus propietarios y 482 fueron recogidos por los servicios municipales, lo que significa una reducción del 27 por ciento de ingresos en las instalaciones municipales.

En el caso de esta especie, se ha constatado que tanto las adopciones como los rescates han estado por debajo de las cifras del año pasado --17 adopciones en 2019 frente a 73 en 2018; y 12 rescates frente a 27 de 2018--; pero se ha experimentado un incremento muy importante de cesiones de gatos a otras instituciones, principalmente a través de la Sociedad Protectora de Animales, alcanzando la cifra de 352 ejemplares, frente a 155 gatos cedidos en 2018, lo que representa un incremento del 487 por ciento respecto al año anterior.

Colonias de gatos difícilmente adoptables

En muchos casos se trata de animales procedentes de colonias de gatos ferales, difícilmente adoptables por tanto, que a través de las gestiones de la Protectora y de la Asociación AMAN con la que el Ayuntamiento tiene en marcha un programa de gestión de colonias estables de gatos ferales y protocolo CER de Captura Esterilización y Retorno, muchos de estos son reubicados en otros entornos en donde no generan conflictos o son admitidos con naturalidad por los ciudadanos, como los animales silvestres que son

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios