Málaga

Centros de estética de Málaga reclaman cambiar el BOJA para ser actividad esencial: "Solo pedimos que nos dejen trabajar"

  • WeBeauty, junto a asociaciones de belleza de Sevilla, Granada y Almería, planean concentraciones para el 2 de marzo

Una mujer parada delante de una tienda cerrada en el centro de Málaga. Una mujer parada delante de una tienda cerrada en el centro de Málaga.

Una mujer parada delante de una tienda cerrada en el centro de Málaga. / Javier Albiñana

El silencio se ha apoderado de las calles de Málaga capital desde este pasado miércoles, momento en el que la hostelería y el comercio no esencial bajaron la persiana por las restricciones impuestas por la Junta de Andalucía tras superar la incidencia acumulada de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. Entre ellos se encuentran los centros de estética y belleza, un sector que defiende realizar un trabajo esencial, pero que no está considerado como tal.

Por lo menos así lo recoge el actual Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), publicado este viernes, y que tiene a las esteticistas y profesionales de la belleza en una constante pregunta, sin respuesta por el momento: "¿Por qué las peluquerías sí y nosotros no?".

El sector señala que no hay diferencia alguna entre los dos tipos de establecimientos y que se trata de algo "muy injusto". Pertenecen al mismo epígrafe IAE 972 'Salones de Peluquería e Institutos de Belleza', pagan el mismo IVA y tienen el mismo convenio, pero mientras las peluquerías siguen abiertas, ellos tienen que cerrar. "Solo pedimos que nos dejen trabajar", es el resumen de su reivindicación.

Marina Reguera, una de las directivas de WeBeauty, asociación de profesionales del sector en la provincia de Málaga, indica que no piden que se levante el Real Decreto que ya está publicado en el BOJA "porque entendemos que es totalmente imposible", pero sí que de cara a una nueva actualización, se modifique.

"Estamos en intermitencia de cierre perimetral y de actividad no esencial y como entendemos que esto va a ser normal debido a la ola de COVID que vivimos, lo que pedimos es que para la próxima vez ese BOJA se modifique para incluirnos en la actividad esencial. Lo somos y queremos abrir", pide.

El sector señala que no tienen diferencias con las peluquerías, y que mientras estas están abiertas, ellos tienen que cerrar

Los centros de belleza y estética se consideran esenciales, ya que afirman realizar una labor de primera necesidad. Reguera habla de personas mayores que acuden para cortarse las uñas porque ellos solos ya no pueden o clientes con acné activo que requieren de tratamientos semanales porque sino "no pueden ni apoyar la cara en la almohada del dolor". "Más esencial que esto, qué es", se cuestiona.

La asociación alude además al "estricto" protocolo higiénico-sanitario con el que cuentan estos comercios y "que no viene de ahora". Como explican, se trabaja a cliente por cabina, aislado del grupo, y se emplean materiales esterilizados y productos desechables de un solo uso. "Lo único que ha cambiado es que entre cada cliente se desinfectan todas las zonas de contacto", a lo que se suma el desembolso para el acondicionamiento a las medidas COVID.

A pesar de ello, y de que en comunidades autónomas como Cataluña y Extremadura sí pertenecen al grupo considerado esencial, en los municipios de Andalucía afectados por las restricciones desde este sábado seguirán con la persiana bajada durante al menos 14 días.

Esto es algo "supuesto", porque Reguera recuerda que "nadie nos asegura que cuando pase ese tiempo la tasa siga por encima de 1.000 y tengamos que estar sin abrir otros 14 días más". Es por ello que insisten en una modificación del BOJA para poder seguir sacando adelante sus negocios.

Una lucha desde el primer confinamiento domiciliario

En el caso de Marina Reguera, propietaria de un centro de estética en la capital, la pandemia del coronavirus le ha obligado a reducir su plantilla. Actualmente tiene contratadas a dos personas, pero con el cierre actual se encuentran en ERTE y ya habla de desesperación. "Estamos desesperadas, tenemos compañeras que han tenido que cerrar porque están entrampadas hasta los ojos y no han podido más. Venimos arrastrando una ruina monumental desde marzo", lamenta.

Y es que la petición de que se reconozca al sector de la estética y la belleza es una reivindicación que arrastran desde el confinamiento domiciliario, el pasado 14 de marzo, ya que en ese momento tampoco pudieron abrir.

El sector de la belleza y estética aglutina a cerca de un millar de profesionales en la provincia de Málaga

Ahí, recuerda Reguera, "acatamos las normas con total normalidad, porque vimos que era una situación límite y estaba todo cerrado. Pero es que ahora, academias abiertas, cualquier negocio con licencia de higiene puede abrir, tiendas de pintura, ferretería, floristería... es que solo estamos cerradas las tiendas de ropa, joyería y nosotras".

Concentración convocada para el 2 de marzo

El caso de esta empresaria es solo uno del cerca de millar de profesionales del sector en la provincia de Málaga. Y al tratarse de un asunto que afecta al conjunto de Andalucía, la asociación se ha unido a otras entidades de Sevilla, Granada y Almería. En total más de 2.100 empresarios afectados, lo que se traduce en más de 3.500 familias.

Todos ellos coinciden en esta reivindicación y prevén llevarla a las plazas principales de las cuatro ciudades el próximo día 2 de marzo. WeBeauty ya ha entregado en Subdelegación del Gobierno el trámite administrativo para que le concedan esta fecha para concentrarse, y de ser así será en la Plaza de la Constitución, avanza la empresaria.

La situación es "incomprensible" tanto para los profesionales como para los clientes. "Llevo recibiendo llamadas diarias toda esta semana de mis clientes preguntándome que cómo estamos cerradas si han ido a echarse el tinte a la peluquería". Por ello, Reguera considera que es el momento de unirse y "acabar con esta injusticia": "Servicio esencial ya para los centros de belleza y estética", culmina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios