Málaga

Cerca de 200 inmigrantes pasan la noche a la intemperie en el puerto

  • El traslado a San Roque fue continuo

  • Quedaron 72, alojados por la tarde en la Casa de Botes

Un operario de Cruz Roja junto a los inmigrantes llegados el pasado viernes. Un operario de Cruz Roja junto a los inmigrantes llegados el pasado viernes.

Un operario de Cruz Roja junto a los inmigrantes llegados el pasado viernes. / carlos díaz / efe

La falta de medios humanos y de instalaciones para garantizar una adecuada atención a los inmigrantes llegados al puerto de Málaga vuelve a quedar de manifiesto. Al episodio vivido a lo largo del pasado viernes, en el que salieron a relucir las discrepancias entre administraciones, le siguió con apenas horas de diferencia otro protagonizado por las 187 personas que arribaron a la capital de la Costa del Sol tras ser rescatados por Salvamento Marítimo.

Todas ellas, según confirmaron desde la Subdelegación del Gobierno y Cruz Roja, se vieron forzadas a pasar la noche a la intemperie a bordo de un barco, a la espera de que finalmente fuesen trasladados en autobuses hasta el Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) situado en la localidad gaditana de San Roque. El número rondó los 200 al tener que incluir a parte del contingente llegado a las 06:00 del viernes y que no pudo ser acomodado en las dependencias cedidas por el Puerto en la antigua Casa de Botes, donde sí durmieron del orden de 80 inmigrantes.

Rescatan a otros seis varones de origen magrebí y los llevan a los calabozos

Estos últimos fueron trasladados finalmente a San Roque a partir de las 09:00 de ayer. Esta circunstancia permitió mejorar las condiciones de una parte del grupo de personas que pasó la noche en el barco. En concreto, desde Subdelegación confirmaron que 72 de estos individuos fueron acomodados por la tarde en la Casa de Botes con la previsión de que pasasen la noche de ayer, fijándose su traslado a las instalaciones de atención que hay en el municipio gaditano esta misma mañana. Los restantes 115 inmigrantes abandonaron el recinto a lo largo del día.

"Pasaron la noche en cubierta, con mantas; a lo largo del día hicimos gestiones para obtener un toldo para que durante el día no estuviesen al sol y por la noche estuviesen algo más protegidos pero no lo conseguimos", relataba ayer a este periódico el coordinador provincial de Cruz Roja en Málaga, Samuel Linares. La imposibilidad de desembarco por parte de los inmigrantes era absolutamente excepcional hasta hace aproximadamente un mes. Sobre ello, recuerda que el "cambio de la dinámica" se produjo a mediados de septiembre. "Hasta ese momento estas personas pasaban a un polideportivo y allí cumplían el plazo de 72 horas de detención legal; allí era donde se les hacía todo el proceso de filiación, asistencia jurídica y reseña científica; pero la situación cambia cuando ya no hay espacios deportivos a disposición", explica.

En este escenario, el procedimiento actual es el de esperar en el barco hasta que se produce el traslado a las dependencias de San Roque. Pero para hacerlo posible "el engranaje de la logística del transporte tiene que funcionar bien y tiene que haber plazas en San Roque; al parecer el viernes hubo problemas con esa logística y el centro de San Roque iba oscilando entre que estaba lleno y no".

El responsable provincial de Cruz Roja admitió que ante la llegada masiva de inmigrantes en la noche y madrugada del pasado viernes el Ayuntamiento puso a disposición el centro deportivo José Paterna, en El Palo. Sin embargo, el mismo no tiene capacidad suficiente para atender a las más de 200 personas que a lo largo de la jornada del viernes permanecieron en el barco. Este hecho provocó la crítica del Consistorio, que habló de "imprevisión, falta de medios y descoordinación" por parte del Gobierno.

La cifra, tras el traslado a la provincia de Cádiz de parte de esas personas, quedó situada finalmente en un centenar. No obstante, Linares admitió que al problema de capacidad del pabellón municipal hubo que sumar "el problema de distribución de recursos" por parte de la Policía Nacional.

En la jornada de ayer, el dispositivo de Salvamento Marítimo rescató en el mar de Alborán a un total de 129 personas a bordo de cuatro pateras. De todos ellos, sólo seis varones de origen magrebí fueron llevados al puerto de la capital malagueña por la Salvamar El Puntal y a los calabozos. Los mismos fueron rescatados a 10 millas al sur de la localidad de Nerja, según informaron desde la Subdelegación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios