Infraestructuras Mejoras en la red de Cercanías de Málaga

El Cercanías pasará cada 20 minutos y no cada 12, como prometió Fomento

  • El Ministerio se comprometió a bajar la frecuencia de la línea a Fuengirola a 15 ó 12 minutos, pero Renfe habla de 20 cuando esté desdoblada · El Cercanías de Álora llega desde ayer a la estación Centro-Alameda

Comentarios 7

El que fuera ministro de Fomento en la etapa de Gobierno del PP Francisco Álvarez Cascos anunció a finales del año 2003 que el desdoblamiento del tramo de la línea de Cercanías entre Málaga y Fuengirola (C1) iba a permitir reducir la frecuencia de las circulaciones de los 30 minutos actuales a apenas 12. Cascos hizo esta aseveración justo en el inicio de los trabajos de duplicación del ramal. Y dicha afirmación fue mantenida, con algo más de margen, por su sucesora socialista, Magdalena Álvarez, quien en repetidas ocasiones habló de que la obra, cuya culminación se estima para finales del presente año, supondría rebajar a la mitad, a 15 minutos, el intervalo de los trenes en este recorrido.

Sin embargo, estas previsiones fueron ayer modificadas al alza por el director general de Viajeros de Renfe, Enrique Urkijo, quien explicó que una vez finalizados los trabajos de adecuación de las vías, los trenes pasarán en la C1 con un intervalo de 20 minutos y no de 12 ó 15 comprometidos por los diferentes responsables de Fomento. La mejora en los tiempos, según Urkijo, será efectiva desde noviembre, momento en que, de acuerdo con el calendario de obras, acabará el desdoblamiento de la línea.

Lo expuesto se suma a lo que recientemente dijo públicamente la secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, quien habló también de esa frecuencia de tiempo. No obstante, ambas apreciaciones colisionan con los compromisos de Fomento, sobre los que también se postuló el diputado nacional del PSOE y actual secretario provincial del partido, Miguel Ángel Heredia, que subrayó que el aumento de la capacidad del trazado permitiría duplicará la frecuencia hasta conseguir un tren cada 12 minutos.

Este fue uno de los detalles que ayer ofreció Urkijo en el marco de la presentación de las modificaciones introducidas por la compañía en la línea C2, Málaga-Álora. Y entre las que destacan, de un lado, la novedad de que las circulaciones puedan llegar directamente hasta la nueva estación Centro-Alameda, en la calle Cuarteles, lo que supone la prolongación de unos 700 metros respecto a su recorrido actual. Un tramo que se convierte en común para las dos líneas de Cercanías lo que, según indicaron desde Renfe, permitirá que la frecuencia sea de un tren cada 24 minutos por el interior de la ciudad.

Con ello, los usuarios que procedan de Álora podrán acercarse al centro de la urbe. Asimismo, todos ellos disfrutan desde ayer de un material móvil más moderno, los trenes Civia, adaptados a personas con movilidad reducida y con capacidad para circular a 120 kilómetros hora.

Renfe confía en que la introducción de estas acciones permita elevar el número de viajeros que anualmente utilizan este medio de transporte desde el Valle del Guadalhorce hacia la capital de la Costa del Sol y viceversa. En este sentido, Urkijo, que estuvo acompañado de los alcaldes de Álora, José Sánchez; Cártama, José Garrido, y Pizarra, Francisco Vargas, todos del PSOE, constató la previsión de la compañía de que en 2011 sea un millón de personas las que utilicen la línea de Cercanías, lo que supone un 150% de crecimiento respecto a 2009, cuando la cifra de pasajeros cayó a 400.000.

En esta línea, destacó que otra de las posibilidades que pasan a tener los usuarios de esta línea es que podrán parar en la estación Victoria Kent, circunstancia que hasta ahora no se daba. "Eso lo que permite es un transbordo de estos usuarios a la C1, o viceversa, antes de llegar a María Zambrano", comentó.

Asimismo, el director general de Viajeros aludió al compromiso de Renfe de disponer en el plazo de dos meses de un estudio de demanda sobre el que plantear posibles mejoras en los horarios y frecuencias de las circulaciones hacia el Guadalhorce. Aunque fue claro al demandar el compromiso de los ayuntamientos que han reclamado estas posibles mejoras. "Les pido a los alcaldes que se comprometan a alcanzar una cobertura del 50%", dijo Urkijo, quien indicó que en este momento el dato es de uno 30% aproximadamente. Con ello, aludió a la necesidad de que los ingresos por venta de billetes en la C2 suponga al menos la mitad del coste de explotación del ramal. Una condición indispensable para que se puedan poner en práctica las citadas actuaciones de frecuencia.

De otro lado, indicó que el Cercanías a Fuengirola cerró 2009 con unos ocho millones de viajeros, cifra inferior a la de periodos anteriores. No obstante, confió en que una vez se supere en periodo de crisis económica, a lo largo de 2011, se alcancen los 10 millones de usuarios de esta línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios