Málaga

'El Chat de la Esperanza' atiende 5.484 peticiones de ayuda de jóvenes que sufren ideas suicidas

Un grupo de jóvenes con móvil

Un grupo de jóvenes con móvil

'El Chat de la Esperanza' puesto en marcha por el Teléfono de la Esperanza el 21 de marzo de 2022 para atender las peticiones de ayuda de jóvenes y adolescentes con ideas suicidas y autolesiones ha tenido una gran acogida, registrándose 5.484 conexiones con otros tantos mensajes pidiendo ayuda por crisis personales originadas por diversos motivos.

Este nuevo canal se creó para dar respuesta a la población más joven tras detectarse en el balance de llamadas de 2021 el escaso peso de las llamadas de jóvenes de entre 18 y 25 años y la ausencia total de contacto con menores de edad.

Para acceder a 'El Chat de la Esperanza' es necesario descargar la 'app' Conéctate.social disponible en Google Play y Apple Store. La respuesta de los voluntarios a los mensajes respondió a problemas psicológicos (73,2%), familiares (20%), asistenciales (2,4%), otros (4,3%) y jurídicos (0,2%), según han informado en el balance del primer año de esta iniciativa.

El número de mensajes relacionados con la temática suicida es mayor que el de las orientaciones por teléfono por esos motivos, a pesar de que se recibieron tres veces más llamadas que mensajes escritos en el chat, "lo que indica la gravedad del problema entre la población más joven", han apuntado.

Tras la pandemia, muchos adultos también contactan por chat

No obstante, el aumento de la demanda de mejorar la salud mental en la sociedad en general tras la pandemia se traduce en que muchos adultos también han utilizado el chat para contactar con el Teléfono de la Esperanza.

En el 69,9% de las conexiones al chat, los demandantes de ayuda comunicaron expresamente su satisfacción con la orientación recibida después del cruce de mensajes con los voluntarios. Estos vieron necesario invitar a una nueva conexión en un 20,2% de los casos, recomendaron contactar con un profesional en el 5,3%, derivaron a otras instituciones en el 3,7% y a otros programas en el 0,7%.

En la estadística se observa que se registraron 240 llamadas de menores en el teléfono desde marzo de 2022 cuando se puso en marcha el chat, a pesar de que en 2021 ningún menor llamó al Teléfono de la Esperanza.

Difusión del canal con charlas en institutos

Este dato indica que la campaña de difusión del nuevo canal con charlas en los institutos, según han subrayado, "ha servido para dar a conocer el servicio gratuito y anónimo que ya venía prestando nuestra asociación". "Es una de las razones por las que los menores ya se animan a llamar al Teléfono de la Esperanza", han apuntado.

Otro importante factor que han destacado es la variedad en la procedencia geográfica de las personas que conectan, a pesar de que en la mayoría de las conexiones (4.770) no se facilitó el lugar desde donde escribían. Además, hubo 579 mensajes desde otras provincias, 64 emitidos desde la de Málaga, 43 radicados en América Latina, 17 en Europa y el resto en otros países.

Los voluntarios del Chat de la Esperanza

Voluntarios del equipo de 'El Chat de la Esperanza' acuden a centros de educación para divulgar entre los educadores, niños y adolescentes el servicio que ofrece el colectivo en la 'app' y trabajar en la sensibilización sobre conductas suicidas y autolesivas, haciendo hincapié en la importancia de pedir ayuda y expresar los sentimientos.

Todas las personas que atienden el chat de lunes a viernes entre las 18:00 y las 00:00 se han formado en cursos de intervención en crisis, desarrollo personal y prevención del suicidio. Además, cuentan con la colaboración de Lucía Pérez, psiquiatra de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga, profesional que trabaja junto al resto del equipo en la formación permanente de los voluntarios y la revisión de casos registrados.

Según han apuntado, "el éxito de este programa pionero en Málaga entre las 29 sedes del Teléfono de la Esperanza plantea su extensión al resto de provincias". El proyecto ha sido financiado por Fundación El Pimpi, Fundación Lágrimas y Favores y la Obra Social La Caixa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios