Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Málaga

Coronavirus en Málaga: el mundo de la cultura echa el cierre

  • Tanto los museos municipales como el Picasso secundan la medida de la Junta y optan por la clausura

  • Teatros, cines, enclaves arqueológicos y otros centros adoptan la misma solución

El Museo Picasso Málaga, cerrado al público. El Museo Picasso Málaga, cerrado al público.

El Museo Picasso Málaga, cerrado al público. / Javier Albiñana (Málaga)

No por esperada, la medida resulta menos dolorosa. Más aún en una ciudad como Málaga, donde la cultura se ha convertido en un motor económico de primer orden a través de sus vínculos con el turismo. La crisis del Coronavirus se salda a día de hoy con todos los museos clausurados, al igual que teatros, cines, salas de exposiciones, yacimientos arqueológicos, enclaves naturales y otros recintos cerrados al público, en su mayor parte sin un plazo determinado para su reapertura. Tras el anuncio el pasado miércoles del aplazamiento del Festival de Málaga, siguió el Teatro Cervantes (y el Echegaray) con el retraso de toda su programación hasta el 12 de abril y la decisión de la Junta de Andalucía, dada a conocer el jueves ya a última hora, de cerrar todos sus museos, teatros y monumentos, lo que afectaba en la provincia al Museo de Málaga, el Teatro Romano, el Teatro Cánovas, la Sala Gades, el Archivo Histórico Provincial y el Conjunto de los Dólmenes de Antequera. Los primeros grandes pasos se habían dado y sólo cabía esperar las lógicas decisiones consecuentes.

El emblemático Cubo del Centro Pompidou Málaga. El emblemático Cubo del Centro Pompidou Málaga.

El emblemático Cubo del Centro Pompidou Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Entre la noche del jueves y la mañana del viernes el mundo de la cultura en Málaga parecía un gabinete de crisis (es más: lo era) para resolver cómo y cuándo cerrar los equipamientos. Ya en la mañana del viernes el Ayuntamiento anunciaba la clausura a partir del sábado de los museos y centros culturales municipales, lo que implicaba al Centro Pompidou (que el jueves había inaugurado su nueva colección semipermanente, De Miró a Barceló. Un siglo de arte español), el Museo Ruso (con el obligado aplazamiento de la inauguración de su nueva colección anual y sus dos siguientes muestras temporales, prevista para el 25 de marzo), la Fundación Picasso Casa Natal, el Museo Carmen Thyssen (regido por la Fundación Palacio de Villalón, con participación municipal), el CAC Málaga (de titularidad municipal y gestión privada), el Archivo Municipal, el Museo Interactivo de la Música y el Conjunto Alcazaba-Gibralfaro, además de otras salas expositivas. Poco después, era el Museo Picasso, regido a su vez por la Fundación Museo Picasso Málaga. Legado Paul, Christine y Bernard Ruiz-Picasso, integrada por la familia Ruiz-Picasso y la Junta de Andalucía, la que decretaba el ciere de sus instalaciones “hasta nuevo aviso”. En una Málaga que ha hecho estandarte durante la última década de su calidad de Ciudad de los Museos, el golpe no podía ser mucho más duro. Fuera de la capital, la Fundación Cueva de Nerja anunciaba también el cierre sin remisión del enclave.

Creadores y artistas piden compensaciones por las actuaciones canceladas estos días

Para entonces, la Diputación ya había confirmado el cierre de todas sus instalaciones culturales, desde La Térmica al Centro MVA y la Biblioteca Cánovas del Castillo pasando por el nuevo Centro Cultural de La Malagueta. Pero, en otros sectores de la cultura, quedaban algunas cuestiones por resolver y dudas no menos dolorosas que asumir. Así, si bien en un principio los cines de la provincia se conformaron con adoptar las recomendaciones para la reducción de los aforos en una tercera parte de su capacidad, la gravedad de la situación obligó a la adopción de soluciones más drásticas. El Cine Albéniz, de titularidad municipal y adscrito al Festival de Málaga, fue el primero en decretar ayer el cierre absoluto, medida que adoptaron poco después los tres multicines que la cadena Yelmo mantiene en la provincia de Málaga: Plaza Mayor y Vialia en la capital y Rincón de la Victoria. En cuanto a otros espacios escénicos de titularidad privada, el Teatro del Soho anunció la cancelación de su única cita previsto para marzo, la de Lucero Tena el día 27. La Cochera Cabaret había optado en un principio también por limitar el aforo pero mantener su programación, aunque finalmente claudicó ayer y confirmó el cierre sin plazo definido. Salas de conciertos como el Velvet Club anunciaron igualmente su clausura. Paradójicamente, la Sociedad Económica de Amigos del País inauguró este viernes una nueva exposición, Los Goya en Málaga, con imágenes del fotógrafo malagueño Daniel Pérez tomadas en la pasada gala de los Goya celebrada en el Martín Carpena el pasado 25 de enero, aunque anunció el cierre de la sala pocas horas después. El Ateneo de Málaga canceló todos sus actos y encuentros, pero mantiene igualmente abiertos sus espacios expositivos.

Lo que resulte de semejante paisaje dejará una herida irremediable a nivel económico, ya sólo por el aplazamiento del Festival de Málaga y los ingresos a los que la ciudad se ve obligada a renunciar. Pero cabe subrayar el daño causado al mismo tejido cultural de la ciudad: numerosos artistas, actores, músicos, programadores y creadores que han visto canceladas sus actuaciones en Málaga para estos días reclaman en las redes sociales compensaciones económicas y otras alternativas para reducir el impacto. Porque no a todos les vale un bolo virtual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios