Málaga

La Costa comprará agua al Campo de Gibraltar para garantizar el suministro

  • Se trasvarán al menos cuatro hectómetros cúbicos a los depósitos de Manilva, Casares y Estepona debido al alto nivel de consumo

Imagen del pantano de La Concepción, en Marbella, que está a la mitad de su capacidad. Imagen del pantano de La Concepción, en Marbella, que está a la mitad de su capacidad.

Imagen del pantano de La Concepción, en Marbella, que está a la mitad de su capacidad. / E. M.

Con los pantanos a menos de la mitad de su capacidad y la falta de precipitaciones la situación de las reservas de agua en la provincia de Málaga se torna cada vez más delicada, lo que ha motivado la compra de agua de, al menos, cuatro hectómetros cúbicos al Campo de Gibraltar para garantizar el suministro a la población el próximo verano. El acuerdo alcanzado entre la empresa pública de aguas dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Acosol, y la del Campo de Gibraltar, Arcgisa, llega precisamente tras las escasas lluvias recogidas este invierno y a la espera del decreto de sequía de la Junta de Andalucía, en el que se recogerán una serie de medidas de ahorro en el consumo de agua embalsada, de aplicación de nuevos trasvases o de reconocimiento de ayudas y exenciones fiscales para los agricultores. "El pantano ha descendido bastante por repunte del consumo y la situación turística sigue siendo buena, por lo que la previsión de mantenimiento de agua se reduce porque hay bastante ocupación y el consumo sigue siendo muy alto", explicó el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, quien avanzó que "ya se están limpiando las tuberías y esperamos que lo antes posible se trasvase el agua a los depósitos de Manilva, Casares y Estepona". El coste aproximado es de 0,24 céntimos el metro cúbico, aún en negociación.

Esta medida se suma a otras puestas en marcha por Acosol para garantizar el abastecimiento de agua como es el fomento del uso de agua regenerada para el riego de zonas verdes, jardines y campos de golf, así como el baldeo de calles, esto último aún pendiente de la autorización de la Junta de Andalucía. Municipios como Marbella o Fuengirola han sido pioneros en el uso de agua reciclada con este fin, a la que también se sumarán el resto de municipios mancomunados en la Costa del Sol.

También se pondrán en funcionamiento las dos nuevas líneas de la planta desaladora de Marbella, pieza clave en el suministro de la zona y construida especialmente para resolver el problema de escasez de recursos hídricos en la cuenca del Río Verde para el abastecimiento de los municipios adscritos a la Mancomunidad de la Costa del Sol. Esta tiene una capacidad máxima de producción de 56.400 metros cúbicos al día, el equivalente a 20 hectómetros cúbicos al año. Estas cifras contribuyen al abastecimiento de alrededor de 400.000 personas en temporada baja y se eleva hasta 1,2 millones de personas en época estival y de mayor consumo. Entre otras medidas, también se contempla la instalación de aljibes portátiles.

Y es que la situación de los pantanos de la provincia a día de hoy no es nada halagüeña de cara a los meses de verano, en los que no se prevén lluvias importantes.

El Consejo Andaluz de Medio Ambiente analizará hoy el borrador del decreto-ley que declarará situación de sequía en las Demarcaciones Hidrográficas de Guadalete-Barbate y de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, y que regulará las medidas excepcionales en determinados ámbitos de ambas demarcaciones.

La reunión de este órgano de participación, en el que están representados los diferentes agentes sociales y económicos más relevantes en esta materia, estará presidida por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal.

El consejero señaló que se trata de "un decreto importante porque vivimos una situación de sequía evidente en gran parte de la comunidad, con incidencia mayor en algunas provincias y comarcas que en otras", y aseguró que esta norma va a gestionar la situación "para garantizar que sus efectos sobre la agricultura y el abastecimiento humano sean los menos posibles".

Se incluyen así minitrasvases en el interior de Andalucía, "para repartir bien el agua que tenemos", y algunas obras de distinta envergadura para poder garantizar el abastecimiento y liberar algunas cantidades al objeto de dar garantías a la agricultura "allí donde se está pasando peor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios