Málaga

Cucarachas, garrapatas, ratas o mosquitos: alertan de que las plagas llegarán antes este año por el calor

Operarios durante labores de limpieza

Operarios durante labores de limpieza

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este fin de semana máximas que en la estación de medición del aeropuerto de Málaga alcanzarán los 36 grados. Esto se debe a la masa de aire cálido que ha cruzado África y que va a afectar a España con una ola de calor en plena primavera: un caldo de cultivo idóneo para las plagas más propias de los meses de verano. Los expertos ya alertan de que éstas se adelantarán "inevitablemente" como consecuencia de las elevadas temperaturas que se está registrando este mes de abril. Así lo asegura el director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), Jorge Galván, que advierte que mosquitos, cucarachas, garrapatas o ratas, algunas de las especies "con mayor protagonismo y riesgo de plaga" en los meses de gran calor, este año han adelantado su ciclo reproductivo ante la subida temprana de los termómetros.

Según Galván, "el cambio climático está haciendo estragos" a la hora de potenciar plagas, ya que "está dilatando la época de reproducción de muchas especies y acelerando además su metabolismo", por lo que son capaces de reproducirse más veces al disponer de mayor tiempo de actividad.

Esto constituye una "amenaza global", como advirtió "hace un par de semanas la Organización Mundial de la Salud", con un incremento de brotes de enfermedades como el dengue, el zika o el chikunguya, transmitidas por mosquitos.

El presidente de Anecpla, Sergio Monge, por su parte, añade que es "urgente" adoptar "una actitud proactiva" que trabaje "en la prevención". Así, denuncia que "desde el inicio de la pandemia hemos detectado que muchas Administraciones Públicas han descuidado las partidas relativas a labores de prevención de plagas en un momento crucial en que lo necesario es justo lo contrario".

En ese sentido alude a "enfermedades emergentes muy graves que hasta hace poco nos sonaban muy ajenas", como la fiebre hemorrágica Crimea-Congo, transmitida por garrapatas, o el virus del Nilo Occidental transmitido por mosquitos, entre otras.

En municipios de la provincia de Málaga, como Casares, el Ayuntamiento ya ha activado su plan municipal de vigilancia y control de mosquitos, con la aplicación de un tratamiento preventivo para contener este virus del Nilo, que se implementará entre los meses de abril y noviembre.

El primer objetivo del plan es realizar un diagnóstico para conocer las especies presentes en Casares y localizar sus lugares de cría y reposo, para posteriormente focalizar los tratamientos larvicidas únicamente en aquellos lugares en los que realmente se necesitan, apuntaron entonces.

El plan municipal para el seguimiento y control de las diferentes especies de mosquitos se basa en identificar cuales tienen presencia en el municipio, monitorizarlas para localizar sus focos de cría y actuar en los mismos. También se contemplan herramientas de concienciación para la ciudadanía.

En mayo del año pasado, el Ayuntamiento de Málaga se comprometió a redistribuir los lotes de personal para el control de ratas e insectos en el próximo contrato. Esta fue la enmienda que Gemma del Corral, concejala de Medio Ambiente, hizo a uno de los puntos de la moción presentada por el partido socialista, en el que pedía más recursos para luchar contra la zoonosis, que se incrementa en los meses estivales con el calor. De esta manera, no consiguió arrancar una promesa de aumento de presupuesto como pretendía, pero sí de una redistribución de los lotes de los contratos de control medioambiental de manera que se pudiera destinar más personal al control de moscas, mosquitos y y ratas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios