Málaga

Cultura autoriza los movimientos de tierra en la parte central de la Alameda

  • Ello abre la vía para que la empresa contratada por el Ayuntamiento acelere los trabajos en este eje

Zona en obras en la Alameda. Zona en obras en la Alameda.

Zona en obras en la Alameda.

El Ayuntamiento de Málaga ya tiene vía libre para acelerar la maquinaria en la primera de las fases de reurbanización de la Alameda Principal. Tras arrancar de manera pausada la actuación sobre la calzada central de la avenida, con unos primeros trabajos en la zona del aparcamiento y la estatura del Marqués de Larios, la Gerencia de Urbanismo ya dispone del informe favorable por parte de la Consejería de Cultura para poder acometer los trabajos de mayor entidad en este eje. El permiso del ente autonómico era necesario para que la empresa adjudicataria de esta parte de la actuación, Verosa, pueda iniciar los movimientos de tierra.

Si bien el proyecto no contempla profundizar en exceso en la parcela, sí se contempla la sustitución de una canalización de agua importante, con el riesgo de que puedan aparecer algunos restos del fuerte de San Lorenzo. En el Ayuntamiento se cree que los hallazgos de esta estructura, en caso de encontrarse, estarán deteriorados como consecuencia de la instalación de la canalización preexistente.

La primera etapa del proyecto de la semipeatonalización de la Alameda tiene un plazo de seis meses y coste de adjudicación de 1,8 millones de euros. Entre los elementos más destacados está el traslado de la figura del Marqués de Larios a un punto del norte de la avenida, casi en la confluencia con la vía que lleva su nombre, la calle Larios. El modelo global de intervención sobre el antiguo salón urbano de Málaga va a implicar, una vez quede materializada en su totalidad, que el paso de vehículos quede restringido a la parte central, con cinco carriles (tres destinados al transporte público y la EMT; dos, en sentido este-oeste, habilitados para coches privados).

Una vez quede materializada la obra en los tres ejes en los que está dividida la avenida (el lateral norte queda en manos de la constructora a la que la Junta contrató la ejecución del tramo del Metro Guadalmedina-Atarazanas), habrá unos 23.000 metros cuadrados destinados al peatón, o lo que es lo mismo, el equivalente a seis calles Larios. En total, pendientes aún de la adjudicación de los trabajos del lateral sur (salió a licitación por 4,3 millones de euros, con 21 ofertas presentadas), la inversión final podría rondar los 9 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios