Urbanismo

De la Torre aboga por el uso hotelero de Correos y el Palacio de la Tinta

  • Varía su discurso crítico con la posible enajenación de la antigua sede de la Agencia Andaluza del Agua

Vista del edificio de Correos, junto a las obras del Metro de Málaga. Vista del edificio de Correos, junto a las obras del Metro de Málaga.

Vista del edificio de Correos, junto a las obras del Metro de Málaga. / Javier Albiñana

Comentarios 1

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, toma partido en la decisión de la Junta de Andalucía de subastar antes de finales de año dos de sus principales bienes inmuebles en la capital: la antigua sede de Correos y el Palacio de la Tinta. Lo hace, bien es cierto, apuntando el interés de la ciudad por que el futuro de los dos edificios sea el hotelero, debido a la necesidad de plazas.

"Que fueran hoteles a la ciudad le viene bien por el déficit que hay", ha expuesto el regidor al ser preguntado por los planes de la Administración regional, que ha incidido en que sin una modificación del uso urbanístico actual ese destino no es posible. La intención del Gobierno andaluz de acelerar la enajenación de las dos construcciones, en el marco de un plan a nivel regional con el que estima ingresos por 370 millones de euros, choca de lleno con la tramitación de la petición del cambio de uso de los inmuebles, catalogados en la actualidad como equipamientos.

Una circunstancia que restringe de manera clara los posibles desarrollos futuros. A modo de ejemplo, el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) sí abre la puerta a la ejecución en estas instalaciones de una residencia de estudiantes o de ancianos, así como un hospital privado o un centro universitario.

Para De la Torre, la idea de la Junta de salir al mercado sin variar las condiciones urbanísticas actuales da idea del "dinamismo" que ofrece la capital de cara a grupos de inversión, dispuestos incluso a actuar sobre los edificios con el uso vigente.

Igualmente destacado es el cambio de posición que el regidor del PP muestra ahora en lo tocante a la posible venta del Palacio de la Tinta, que alberga en la actualidad parte de los servicios de la Delegación de Medio Ambiente en Málaga y que en su día acogió la sede central de la Agencia Andaluza del Agua. Posteriormente desmantelada y llevada a Sevilla.

Hace ahora poco más de un año, cuando la entonces consejera de Hacienda, María Jesús Montero, expuso la intención de la Junta de vender el inmueble, De la Torre fue muy crítico. "Esa venta es el símbolo del desinterés de una autonomía por una ciudad en la que debería apoyarse para que Andalucía fuera más potente y brillante", dijo, llegando a aconsejar al Gobierno andaluz, en aquel momento en manos del PSOE, que se aplicase en la venta del edificio de Correos, "que es menos símbolo y está vacío; no busquen el pretexto de vender ese edificio (...), es triste que ese edificio sea tachado, borrado desde el punto de vista administrativo y transformado en algo a mercantilizar".

Ahora rebaja el tono, apunta "la posibilidad compleja" de que algún día pueda recuperarse las funciones de la Agencia Andaluza del Agua para Málaga. Y ha añadido: "sé que el edificio no está en muy buenas condiciones; es un tema de oportunidad que solo la Junta puede valorar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios