Urbanismo

La Junta subastará el antiguo edificio de Correos en Málaga sin haber ajustado su uso a hotelero

  • Admite su intención de activar la venta de este inmueble y del Palacio de la Tinta en el último trimestre del año

  • Los dos edificios están calificados como equipamiento, lo que puede acotar el interés de los inversores

Vista de Málaga, destacando la presencia de la antigua sede de Correos. Vista de Málaga, destacando la presencia de la antigua sede de Correos.

Vista de Málaga, destacando la presencia de la antigua sede de Correos. / Javier Albiñana

La Junta de Andalucía admite oficialmente su intención de activar la subasta del antiguo edificio de Correos y del Palacio de la Tinta a lo largo del último trimestre del año. Dos inmuebles estratégicos en su apuesta por ingresar este ejercicio del orden de 370 millones de euros mediante la enajenación de inmuebles en toda la comunidad. Pero el paso adelante ahora confirmado se da sin que la modificación urbanística solicitada hace algo más de un año para Correos (no hay movimiento alguno con el otro inmueble) con el fin de hacer posible su uso hotelero sea una realidad. Y sin que sea previsible que un trámite de este tipo tenga luz verde definitiva antes del cierre del ejercicio.

A la espera de que se concreten los detalles de la operación, en cuyo expediente ya trabajan en el seno de la Consejería de Hacienda, según confirmaron desde este mismo departamento, todo hace indicar que la salida al mercado se hará manteniendo el actual uso de los bienes, que es el de equipamiento.

Una circunstancia que acota de manera clara el destino que se les pueda dar y, por ende, el precio que, de partida, pueda reclamar la Junta. A este primer condicionante se suma la existencia aún de un embargo parcial por parte de la Diputación provincial, que reclama el pago de unos 2 millones de euros. La previsión, no obstante, es que este débito sea anulado en los próximos meses.

Los números manejados meses atrás en un trabajo de la Gerencia de Urbanismo situaba en unos 20 millones de euros la tasación de Correos (el Gobierno central lo tasó en 30 millones cuando lo entregó como parte del pago de la deuda histórica en 2010), mientras que las estimaciones realizadas por la propia Dirección General del Patrimonio hace algo más de un año situaban en unos 10,5 millones el precio del Palacio de la Tinta. En este caso, había alguna empresa dispuesta a desembolsar hasta 15 millones, pero siempre que el uso fuese hotelero.

¿Y qué es lo que permite Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Málaga en un edificio catalogado como de equipamiento? Academias, centros universitarios, hospitales, residencias de estudiantes o de mayores, entre otros. El proceso variaría si el comprador piensa en una modificación del planeamiento, lo que le obligaría a un trámite arduo y complejo, tal y como establece el artículo 36 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). En su apartado 2 se precisa que la nueva ordenación que se plantee, caso de la hotelera, "deberá justificar expresa y concretamente las mejoras que suponga para el bienestar de la población".

Fachada del Palacio de la Tinta. Fachada del Palacio de la Tinta.

Fachada del Palacio de la Tinta. / Javier Albiñana

Y añade: "toda innovación que aumente el aprovechamiento lucrativo de algún terreno, desafecte el suelo de un destino público a parques y jardines, dotaciones o equipamientos (…) deberá contemplar medidas compensatorias precisas para mantener la proporción y calidad de las dotaciones previstas respecto al aprovechamiento". Unas compensaciones que en el caso concreto no parece que pudieran materializarse en aportaciones dinerarias, como sí ocurre con aumentos de edificabilidad, por ejemplo.

La lentitud con la que la Junta ha afrontado la cuestión, principalmente de Correos, es evidente. Aunque pasan ya tres años desde que se admitió el interés por transformar su uso a hotelero, la solicitud no fue realizada hasta inicios de 2018. En los meses posteriores, la Junta se vio en la necesidad de elaborar una evaluación ambiental como paso previo a que los técnicos de Urbanismo se pusiesen manos a la obra en la redacción de la modificación, acción que sigue sin producirse a fecha actual.

El propio concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, fue claro ayer al describir en qué punto está el asunto. "Ahora mismo este tema no está en ningún punto concreto; tenemos pendiente un reunión con la Junta para abordarlo y les informaremos de cuáles son los pasos que se tienen que dar; nuestra posición es la de colaboración", explicó. "Haga lo que haga la Junta tendrá nuestra colaboración", apostilló el edil del PP, que fue claro al afirmar que sobre el Palacio de la Tinta no ha existido conversación alguna.

Urbanismo niega que haya petición alguna para modificar el uso del Palacio de la Tinta

Y sin querer cerrar puerta alguna dejó entrever la particularidad de este último inmueble, que en la actualidad acoge parte de las dependencias administrativas del Gobierno andaluz. Un mensaje en la línea de lo ya expresado por el alcalde, Francisco de la Torre, cuando al poco de conocerse la intención de la Junta de desprenderse de parte de su patrimonio fue especialmente crítico.

"Esa venta es el símbolo del desinterés de una autonomía por una ciudad en la que debería apoyarse para que Andalucía fuera más potente y brillante", dijo el regidor cuando la entonces consejera de Hacienda, María Jesús Montero, habló de la venta del edificio. De la Torre llegó a aconsejar a los responsables autonómicos que se aplicasen en la venta del antiguo edificio de Correos, "que es menos símbolo y está vacío; no busquen el pretexto de vender ese edificio (...), es triste que ese edificio sea tachado, borrado desde el punto de vista administrativo y transformado en algo a mercantilizar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios