Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

De la Torre pide estudiar las relaciones de la vía perimetral con el tren litoral y con una posible autovía a Sevilla

  • Amplía los objetivo del tercer estudio encargado para avanzar en su apuesta por trazar una ronda entre Vélez y Mijas

Vista de la actual ronda este de Málaga. Vista de la actual ronda este de Málaga.

Vista de la actual ronda este de Málaga. / Javier Albiñana

La apuesta del Ayuntamiento de Málaga por fijar las bases técnicas sobre la que en un futuro a medio y largo plazo el Gobierno central afronte la construcción de una nueva ronda viaria desde Vélez-Málaga hasta Mijas se mantiene firme. Tras haber adjudicado hace varios meses la redacción de una serie de estudios complementarios a los trabajos iniciales, ahora se conoce de la modificación y alteración de varios de los objetivos marcados en este último contrato.

En concreto, según la documentación oficial, la consultora elegida para este servicio, ARCS Estudios y Servicios Técnicos, S.L., incorpora al encargo inicial tres capítulos, con el fin de actualizar el estudio de tráfico realizado por TRN/Taryet, añadiendo datos de dos años adicionales, y revisando las hipótesis consideradas en el modelo inicial a la vista de esta nueva información.

Asimismo, se aboga por analizar las relaciones e interacciones que se pudiesen estimar con otros proyectos de grandes infraestructuras de transporte, tales como una posible nueva autovía/autopista Sevilla-Málaga y con un nuevo ferrocarril entre Málaga y Marbella, y la elaboración de una nueva propuesta de actuación para la ejecución de la nueva vía perimetral, actualizada a la vista de los nuevos estudios.

La inclusión de estas dos potenciales actuaciones supone toda una novedad en el esquema de estudio global. De acuerdo con varias fuentes consultadas, la idea de dar forma a una carretera entre Málaga y Sevilla está sobre la mesa desde los años 80. Sin embargo, no ha sido desarrollada hasta la fecha.

Una de las particularidades de esta infraestructura, en el supuesto de que fuese asumida por la Junta, es que se convertiría en una alternativa cierta para mejorar las comunicaciones del entorno de la comarca de Ronda, que pasaría a contar con una mejor comunicación con la Costa del Sol y Sevilla. "Hay un territorio donde habita cerca de medio millón de personas que se vería beneficiado de esta actuación y que tendría una conexión mucho más directa a, por ejemplo, Marbella", indicaron las fuentes.

Se da la circunstancia de que los nuevos responsables de la Consejería de Fomento, con la consejera Marifrán Carazo al frente, anunciaron hace ahora casi un año la inclusión de la actualización de los dos ramos ya redactados para la futura autovía Málaga-Ronda-Campillos, así como la fase constructiva entre Ardales y la ciudad del Tajo, en el Plan de Infraestructuras del Transporte y la Movilidad en Andalucía (PITMA) 2021-2027.

Al tiempo, de acuerdo con la modificación acordada por Promálaga con la empresa adjudicataria, se plantea la necesidad de ampliar el capítulo 3 relativo a las actuaciones en la A-7 como alternativa a la vía perimetral. En este sentido se incorpora un nuevo epígrafe para realizar un análisis comparativo entre las soluciones contempladas en este apartado, así como con la solución de nueva vía perimetral, planteando ventajas e inconvenientes de cada una de ellas. Otra de las variaciones introducidas es la supresión del encargo para realizar para cada uno de los modos de transporte un análisis del servicio ofertado. Entienden las dos partes que se trata de un trabajo que no reviste urgencia, pudiendo ser pospuesto.

Como resultado de las conversaciones entre la firma contratante y la consultora, tras las aportaciones del coordinador general de Infraestructuras y Proyectos del Ayuntamiento, Pablo de Otaola, se acuerda la alteración del encargo inicial, ampliando el presupuesto de adjudicación en 14.168 euros (sin IVA). Con todo, el trabajo costará 110.768 euros sin IVA. La formalización del encargo tiene fecha del 20 de noviembre pasado, con un plazo de materialización de seis meses, calendario que culminará a finales de mayo. No obstante, a este periodo de añade un mes más para poder completar los análisis requeridos.

ARCS tendrá, a su vez, que seguir profundizando en los detalles de una de las varias opciones manejadas en el estudio inicial de la vía perimetral. En este caso concreto de la denominada B2, de unos 40 kilómetros de longitud y que desde la A-45, la autovía de Las Pedrizas, conectaría con la autopista de peaje AP-7 a la altura de Fuengirola. El pliego de condiciones técnicas que rige este procedimiento especificaba que uno de los objetivos era "analizar posibles soluciones de trazado que posibiliten eliminar el túnel entre el valle del río Guadalmedina y el valle del río Campanillas, así como la posibilidad de mejorar la accesibilidad al Parque Tecnológico de Andalucía".

La apuesta por ejecutar una autopista de peaje entre Chilches y Mijas obligaría a una operación estimada en unos 770 millones de euros, según los cálculos iniciales. De ellos, 450 millones se corresponden con el primer tramo, entre Vélez y la capital de la Costa del Sol; otros 314 millones para la segunda pieza, entre la parte final de la hiperronda y Mijas.

Uno de los trabajos ya realizado, el estudio de las intensidades de tráfico, elevaba a 14.175 los vehículos que lograría captar la parte más oriental de esta gran infraestructura, que vendría a funcionar como una segunda ronda este, mientras que la sección occidental absorberá unos 21.000. En ambos casos la estimación se hace para el horizonte de 2027.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios