Málaga

Dentistas alertan que franquicias captan con precios falsos y atan con préstamos

  • Dan presupuestos que no incluyen todo el material de un tratamiento y luego surgen añadidos

  • El Colegio insta a que se cambie la ley para que no haya resquicios para la publicidad engañosa

Policías durante el registro de la sede de Idental de principios de agosto en su sede de Málaga. Policías durante el registro de la sede de Idental de principios de agosto en su sede de Málaga.

Policías durante el registro de la sede de Idental de principios de agosto en su sede de Málaga. / javier albiñana

Captan con publicidad engañosa y precios aparentemente más bajos pero que realidad no incluyen el coste completo de cada tratamiento. Tras ese gancho, inducen al paciente a contratar un préstamo con una financiera para que abone la totalidad del trabajo antes de que se inicie. Es la práctica que emplean algunas franquicias ondontológicas y sobre la que alerta el Colegio de Dentistas de Málaga. Esta institución lleva años advirtiendo de estos métodos que además de ser competencia desleal en algunas ocasiones rozan el fraude.

Porque ya hay más de un caso en el que los usuarios han podido comprobar que la oferta no era tan beneficiosa como la pintaban. Por un lado porque luego aparecen los añadidos al presupuesto. Como en muchas ocasiones el precio dado al cliente no es el total de cada tratamiento, después le suman material no incluido pero sin el que es imposible realizarlo. El presidente del Colegio de Dentistas de Málaga, Lucas Bermudo, pone un ejemplo claro: "Cuando un concesionario da el precio de un coche, no cobra después aparte por las ruedas". Pero eso es lo que hacen algunas franquicias: ofrecer un precio bajo por un implante y cobrar aparte por el tornillo sin el que no es posible ese tratamiento. "Dicen medias verdades y al final, el paciente no encuentra nunca ese precio tan bajo que le ofertaron", explica Bermudo.

Dentistas aconsejan comparar precios y no abonar tratamientos por adelantado

Por eso hay empresas que ponen precios con la coletilla "desde". Pero ocurre que la parte baja de la horquilla de precios no se aplica en la amplísima mayoría de los casos. "Cada persona puede acudir a que le traten la boca donde quiera. Pero hay que comparar porque hay franquicias que hacen publicidad engañosa y que tiende a ser difícil de entender por el consumidor", advierte el presidente del Colegio. El resultado es que muchas de esas ofertas tan tentadoras por su precio acaban costando más caro que el dentista con su consulta de toda la vida.

Bermudo insiste en que, por ejemplo, el precio de un implante debe ser el de todo el tratamiento, no sumar aparte el tornillo y la radiografía. Porque entonces, al final es más caro que el presupuesto que da un profesional honrado y que incluye todo lo que necesita un implante.

Pero hay otro apartado sobre el que alerta el Colegio de Dentistas: la práctica de las franquicias de cobrar, a través de una financiera y por adelantado todo el tratamiento. De modo que cuando el cliente firma, "sale endeudado a lo mejor por ocho implantes y todavía no le han hecho nada en la boca; pero ya está endeudado".

Si el paciente no está satisfecho con el trabajo a la mitad del tratamiento, no puede irse; tiene que seguir pagando a la financiera. Y si la clínica cierra, se queda con la boca a medio arreglar y también debe seguir amortizando el crédito. Por eso, desde el Colegio se explica que si un dentista de toda la vida cierra su consulta, no tiene pacientes que le hayan pagado por adelantado a los que deje sin su tratamiento. Algo que sí ha ocurrido con algunas franquicias que cobraron por adelantado y luego dejaron en la estacada a sus clientes.

Por eso Bermudo matiza que algunos conflictos surgidos entre algunas franquicias dentales y sus pacientes "son un problema comercial, de presunta estafa, no de mala praxis". En este aspecto advierte que no se debe culpar a los odontólogos de responsabilidades que son de las empresas. "Es igual que cuando hay gente que paga por un piso. Si la promotora cierra y no entrega los pisos, los culpables no son los albañiles, sino las sociedades que están detrás de esa promoción", sostiene.

Pero hay más aristas a tener en cuenta. Los propietarios de las franquicias suelen ser empresarios que ni siquiera están vinculados a la Odontología. "Montan una clínica como podrían haber montado una heladera. Con la diferencia es que aquí hablamos de salud. Y además, que en una heladería pagas solo cuando te has llevado el helado", afirma. Pero insiste en que algunas franquicias, por la forma en que financian los tratamientos, el cliente se endeuda y paga todo, antes de tener incluso ningún implante.

Las advertencias de la entidad colegial no son nuevas. Comenzaron con los primeros conflictos entre clínicas dentales y usuarios. Funnydent, Dental Line, Idental o Vitaldent han dado muchos quebraderos de cabeza a miles le usuarios. Por eso, desde el Colegio de Dentistas se urge a que se cambie la ley para que no se dejen resquicios a la publicidad engañosa ni a prácticas que acaban rozando la estafa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios