Málaga

Desescalada Málaga: El Metro dispara su demanda

  • El ferrocarril urbano malagueño cierra el mes de mayo con un 84.426 pasajeros, un 122% más que abril

  • Arranca la fase 2 de la desescalada con mejoras en los números de usuarios

Imagen de uno de los trenes del Metro y un autobús de la EMT. Imagen de uno de los trenes del Metro y un autobús de la EMT.

Imagen de uno de los trenes del Metro y un autobús de la EMT. / Javier Albiñana

El Metro de Málaga sigue dando muestras de mejoría en sus números. El proceso de reactivación económica impulsado el pasado mes de mayo, rebajando las limitaciones propias del estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus, se ha traducido en un crecimiento del 122% en la cifra de pasajeros transportada por el ferrocarril urbano.

En concreto, según los datos oficiales trasladados por la Consejería de Fomento, el pasado mes fueron en total 84.426 las personas que se subieron a estos vagones para desplazarse por la ciudad. Unos dígitos que contrastan de manera apreciable con los 38.104 que hicieron lo propio en abril. Según las estadísticas autonómicas, este fue el peor mes en la aún corta historia del Metro de Málaga, cuya explotación comercial se inició en agosto de 2014. Este reducido cómputo de usuarios tiene su razón de ser en que fue justamente esa mensualidad la más afectada por el confinamiento al que estuvo forzada de manera generalizada la población.

La mejoría observada, no obstante, sigue confirmando una distancia sideral respecto a lo que podía entenderse como un periodo de normalidad. Muestra de ello es que los viajeros de mayor apenas equivalen al 13,4% de la demanda habitual previa a la declaración del Estado de Alarma, el pasado 14 de marzo. Lectura positiva es que es algo más del doble que el porcentaje que representaba abril respecto a la demanda normal del Metro.

La comparativa de este mayo, tocado de lleno por el COVID-19, respecto al mayo del año pasado ofrece una caída en la utilización del suburbano malagueño del 86,6%. Un año atrás las personas que se subieron a los trenes fueron 629.802. Tomando como referencia los datos exclusivos de mayor, la media en jornada laboral fue de 3.507, reduciéndose de manera significativa hasta los 1.734 en sábado y hasta los 937 de media en domingos y festivos.

Las estadísticas, a pesar de todo, dibujan una línea ascendente en la demanda del Metro. Los números objetivos lo vienen demostrando desde mediados de marzo en adelante. Y esto queda de nuevo corroborado desde que Málaga entró de lleno en la denominada fase 2 de la desescalada diseñada por el Gobierno central.

Desde la primera jornada de esta etapa, el 1 de junio pasado, se ha registrado un incremento en la cifra de pasajeros. De hecho, según Fomento, el Metro salta de transportar el 13,4% de la demanda previa al COVID-19 (dato de mayo), a transportar ya un 26% de la demanda previa al virus. Jornada a jornada ésta ha sido al evolución: el lunes 1 de junio se subieron a los trenes 6.195 usuarios, equivalente al 25% de la demanda previa al COVID-19; el martes 2, 6.449 usuarios, equivalente al 26% de la demanda previa al COVID-19, y el pasado miércoles, 6.807 usuarios, equivalente al 26%.

Sea como fuere, es evidente que la incidencia de la pandemia sobre el Metro va a hacer de 2020 un año con unos números de explotación alejados de las previsiones iniciales. El comportamiento de los primeros meses del año, con crecimientos próximos al 10% en enero y febrero, sumando algo más de 1,2 millones de pasajeros en el acumulado. Con marzo y el coronavirus llegó el desplome, un 51% menos de pasajeros, alcanzando su pico negativo en abril.

El proceso de mejora parece también evidente en los autobuses de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), que en mayo fue capaz de movilizar a 903.879 personas, un 77% más que en abril (509.995 pasajeros). En su caso, como en el del suburbano, es apreciable el efecto de la desescalada y la reactivación de determinados sectores económicos. En cualquier caso, esta realidad no esconde que nada tiene que ver la demanda presente respecto a la del año pasado. En mayo de 2019, los autobuses de la empresa municipal fueron utilizados por unos 4,2 millones de usuarios. Es decir, de un periodo a otro la caída es de, 78,5%.

Los datos manejados por el Ayuntamiento de la ciudad confirman que desde la última semana de mayo, en fase 1 de la desescalada, se vienen registrando incrementos en la demanda, llegando a situarse por encima de los 37.000 pasajeros diarios, cifra nuevamente superada con el inicio de la presente semana. Ya en fase 2, más de 52.000 usuarios hacen uso del autobús diariamente para realizar sus desplazamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios