Málaga

Detalles del eje litoral soterrado: un túnel a doble nivel y con hasta tres carriles

  • El Ayuntamiento licita un nuevo estudio para analizar, entre otras cuestiones, la ordenación varia en superficie

  • Se maneja la posibilidad de acondicionar la Alameda y el Parque a la reducción de tráfico prevista

Vista aérea de la parte del eje litoral que el alcalde de Málaga quiere soterrar. Vista aérea de la parte del eje litoral que el alcalde de Málaga quiere soterrar.

Vista aérea de la parte del eje litoral que el alcalde de Málaga quiere soterrar. / Javier Albiñana (Málaga)

Los ya numerosos estudios encargados por el Ayuntamiento de Málaga para analizar el modo de afrontar la transformación del eje litoral empiezan a dibujar cómo será la infraestructura soterrada proyectada. Conforme a los trabajos ya disponibles, uno de ellos centrado en el análisis de las alternativas del trazado del futuro túnel, que podrían prolongarse algo más de 2 kilómetros, puede apuntarse que la operación incluirá dos niveles superpuestos para el paso de vehículos.

La sección será de tres carriles en cada uno de los niveles del paso soterrado en la parte que discurrirá por el Paseo de los Curas (también se apunta la posibilidad de que vaya por el Paseo del Parque) y la Avenida Manuel Agustín Heredia; la dimensión del paso se reducirá a dos carriles en cada uno de los niveles del túnel en el tramo correspondiente a la Avenida Cánovas del Castillo y el Paseo Pablo Ruiz Picasso

Los detalles aquí apuntados quedan recogidos en el último trabajo relacionado con este megaproyecto que acaba de licitar Promálaga, organismo municipal, mediante el que se busca contratar un estudio de alternativas de ordenación viaria del eje litoral soterrado. El valor del servicio, para el que se da un plazo de cinco meses, alcanza los 118.580 euros (IVA incluido). Las empresas interesadas tienen hasta el 23 de noviembre para presentar sus propuestas.

Una de las cuestiones que deberá abordar el futuro contratista se relaciona con el diseño final que tendrían los viajes en superficie del entorno afectado por la intervención. Y en este punto se menciona de manera trascendente la propuesta de alternativas para el eje Alameda Principal-Parque "integrado y en continuidad con la peatonalización parcial realizada recientemente”, insistiendo en que se tendrá que “evaluar y acondicionar su diseño a la reducción del tráfico que implicará la construcción del eje litoral soterrado”.

Una acción que, aunque no se menciona de manera directa, podría abrir la puerta a una reducción aún mayor del espacio destinado a los vehículos en este espacio. Asimismo, se tendrá que prever la implantación de un carril bici continuo y primar el flujo transversal de los peatones.

El equipo tendrá que estudiar también alternativas para el diseño de la integración en planta y alzado de los nuevos espacios peatonales de la Plaza de la Marina. La apuesta por incrementar los espacios peatonales queda patente en esta licitación. En este sentido, se demanda el análisis de alternativas de diseño para el entorno de la Plaza de Torrijos que "busquen el incremento del espacio para el peatón”.

Avenida Cánovas del Castillo

Otro de los escenarios en los que se pide intervenir es el tramo de la Avenida Cánovas del Castillo, "incluyendo al menos dos diseños”. Uno de ellos con la avenida "totalmente peatonal y avenida con el tráfico restringido a un carril por sentido, asociado al tratamiento del Paseo de la Farola". Es igualmente reseñable que la consultora tendrá que diseñar un itinerario para bicicletas y patinetes de Este a Oeste sobre el Eje Litoral.

Este documento vendrá a sumarse a otros ya realizados con objeto de determinar la demanda de movilidad que tendría el eje litoral o el ya mencionado de alternativas de trazado. ¿Que busca el Ayuntamiento con este nuevo paso?

"Para continuar avanzando en el diseño resulta de interés analizar las posibilidades y soluciones que tal vial ha de aportar a la organización de la movilidad en general en el área central de Málaga, así como a los resultados que cabría esperar en la ordenación viaria en superficie una vez construido”, se señala en el pliego de condiciones técnicas.

Río Guadalmedina. Río Guadalmedina.

Río Guadalmedina. / Javier Albiñana (Málaga)

En el mismo se apunta que para lograr este objetivo se requiere estudiar la situación de las embocaduras, las alternativas de conexión entre el túnel soterrado y la red viaria en superficie y la ordenación del tráfico en las intersecciones próximas. A modo de ejemplo se apunta la embocadura de entrada en la Avenida Manuel A. Heredia, junto al río Guadalmedina, teniendo en cuenta la proximidad de la intersección con el viario en las márgenes del río.

Conexiones futuras con el eje Norte-Sur del Guadalmedina

En este punto, se llama la atención sobre la necesidad de considerar "las posibles conexiones futuras con el eje Norte-Sur del Guadalmedina, incluyendo las propuestas del Plan Especial del Río Guadalmedina, y con la Avenida de Andalucía, analizando las alternativas de la circulación en la Alameda Colón en sentido Norte y en sentido Sur”.

También tendrán que diseñarse los accesos a la terminal de autobuses a construir bajo la Plaza de la Marina y fijar alternativas a las conexiones con el Soho y el Centro histórico, con el entorno de la Plaza de Torrijos, teniendo en cuenta la futura ordenación del tráfico, atendiendo a la accesibilidad del túnel de la Alcazaba y el Paseo de Reding.

Además, se deberán analizar los distintos servicios en el entorno de este trazado, "poniendo especial énfasis en lo que concierne a los flujos del agua de escorrentía, definir las instalaciones que requiera el túnel, realizar un estudio coste-beneficio y un análisis de los impactos del proyecto, realizar un estudio previo de los desvíos de tráfico a realizar durante la ejecución de las obras”. A todo ello se añade la necesidad de sopesar la posibilidad de ejecutar el eje en fases constructivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios