FAROLA El pueblo que mejor clima tiene de toda Europa y está en Málaga

Málaga

Detenidas la médica y la recepcionista de una clínica de Málaga por expedir certificados falsos de PCR negativos

  • Cobraban unos 200 euros por cada documento

  • Los resultados habrían permitido la libre circulación por diferentes países de miembros de una organización criminal, ahora desarticulada

Un test de Covid negativo, en una imagen de archivo.

Un test de Covid negativo, en una imagen de archivo.

La Policía Nacional ha detenido en Málaga a dos trabajadoras de una clínica médica privada que, presuntamente, emitían certificados PCR de Covid negativos de forma fraudulenta.

Los policías han constatado que los titulares de los documentos no se habían tomado muestra alguna en ningún momento, y que su fin era eludir las restricciones de libre circulación que, con ocasión de la actual pandemia, se han llevado a cabo a nivel mundial.

La investigación, han explicado desde la Policía Nacional en un comunicado, comenzó tras la explotación operativa de la operación Vitautas, llevada a cabo en el mes de diciembre del 2020, que permitió la desarticulación de una organización dedicada, presuntamente, a los delitos de extorsión, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

El análisis de la diferente documentación, en soporte papel y digital, que fue intervenida permitió a los agentes tener conocimiento de la ilícita actividad llevada a cabo por dos trabajadores de un centro médico situado en la provincia de Málaga.

Al parecer, los integrantes de la red desmantelada contaban con la connivencia de ese personal profesional para falsear documentos de pruebas PCR, cuyo certificado en negativo permitiría desplazamientos de sus titulares por diferentes países, destacando que uno de los usuarios era el superior jerárquico de la organización.

El precio aproximado por la emisión de cada uno de los certificados frauduelentos rondaría los 200 euros, y para ello contaban con la colaboración de  dos trabajadoras de la clínica. Por un lado, la recepcionista que captaba a los clientes y, por otro, una doctora que firmaba los certificados.

Tras obtener toda la información, los agentes llevaron a cabo la entrada y registro de la sede comercial de la clínica y arrestaron a las dos trabajadores como presuntos autores de un delito falsedad documental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios