ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Violencia de género

Detenido por agredir a su pareja con la que se había atrincherado en Málaga, armado con un cuchillo y un destornillador

  • Según las indagaciones policiales, llevan conviviendo más de dos años y los episodios de violencia hacia la mujer son continuos

  • El último tuvo lugar el 24 de diciembre, cuando la víctima denunció que la agarró del cuello y le arrojó lejía, aunque después retiró la denuncia

Un coche de la Policía Local de Málaga.

Un coche de la Policía Local de Málaga. / Javier Albiñana

Un hombre de 32 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga por, presuntamente, agredir a su pareja, con la que se había atrincherado portando armas blancas. El individuo está acusado de un delito de violencia de género con agresiones y amenazas, además de la presunta detención ilegal de la mujer, a la que impedía salir de la vivienda.

Según ha informado este jueves la Policía Local de Málaga en un comunicado, los hechos tuvieron lugar sobre las 10:45 del pasado viernes 7 de enero en el inmueble en el que convivía la pareja, un local comercial que había sido habilitado como vivienda. Testigos de los hechos alertaron a la Sala 092 de que una pareja se estaba peleando, llegando a dar patadas a una puerta de cristal provocando que cayeran cristales a la vía pública.

Así, varias unidades de policías locales se desplazaron hasta el lugar, observando los cristales rotos y al hombre y la mujer en el interior del inmueble, encontrándose el individuo muy violento, portando un cuchillo y un destornillador, según han informado desde dicho Cuerpo policial.

Al parecer, la víctima manifestó desde dentro que había sido agredida por el hombre, pudiendo apreciar los agentes a primera vista una herida en el rostro y otra sangrante en la mano, añadiendo que no la dejaba salir, ya que había bloqueado la puerta desde dentro con la llave, la cual posteriormente partió para impedirle abandonar la vivienda.

A pesar de que los policías locales que se desplazaron hasta el lugar intentaron calmar al individuo para que dejase las armas y liberase a la mujer, este continuó mostrándose sumamente agresivo, negándose a abrir la puerta y amenazando tanto con agredir a su pareja como con autolesionarse, llegando a manifestar que si los agentes accedían a la vivienda se iba a clavar el cuchillo.

Además, en un momento dado, el individuo alzó la mano esgrimiendo el arma blanca con la presunta intención de lesionar a la mujer, provocando una situación de riesgo inminente y grave para la integridad física e incluso la propia vida de la víctima, lo que motivó que uno de los policías locales abriese la puerta por la fuerza con un certero golpe con el pie.

Tras ello, varios agentes se introdujeron en el interior, llegando el individuo a intentar autolesionarse con el destornillador mientras la mujer trataba de evitarlo, siendo finalmente desarmado y reducido por los policías locales, que evitaron así que se causará daño, agentes que, previamente, habían asegurado la integridad física de la víctima sacándola de la vivienda.

Los policías locales procedieron a la intervención del cuchillo, de diez centímetros de hoja, y del destornillador, con una dimensión de unos 23 centímetros, así como a la detención del individuo, que fue trasladado a un centro hospitalario donde quedó ingresado a la espera de valoración psiquiátrica, quedando bajo custodia policial hasta su posterior traslado a dependencias policiales, donde fue ingresado en calabozos hasta ser finalmente puesto a disposición judicial.

Por otro lado, los policías locales ofrecieron a la víctima, de 49 años, la posibilidad de ser asistida, para lo que se solicitó la presencia de una ambulancia, siendo declinada dicha asistencia por parte de la misma, a pesar de que, a simple vista, presentaba una herida en el rostro, cortes en la mano derecha y cadera y varias contusiones, además de manifestar haber sido mordida por un perro potencialmente peligroso que tenían en la vivienda, concretamente un fila brasileño del que, finalmente, ella misma quiso hacerse cargo.

También la víctima declinó ser asistida por los servicios jurídicos a su disposición, manifestando igualmente que no denunciaría los hechos.

Al parecer, la pareja llevaba conviviendo dos años y medio, siendo, presuntamente, continuos los episodios de violencia hacia la mujer por parte del individuo. De hecho, el pasado 24 de diciembre, la víctima denunció que su pareja la agarró del cuello y le arrojó lejía, si bien, según manifestó, posteriormente decidió retirar la denuncia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios