Málaga

Detenido un menor que conducía ebrio y sin carné, seguro ni luces

  • El vehículo acabó chocando de frente contra el coche de Policía que le dio el alto

Coche patrulla contra el que chocó el menor. Coche patrulla contra el que chocó el menor.

Coche patrulla contra el que chocó el menor.

La Policía Local de Málaga ha detenido a un menor de 17 años que conducía un coche ebrio, sin tener carné de conducir, sin ITV, sin seguro, en sentido contrario y que tampoco llevaba las luces puestas, lo que provocó que chocara de frente con el coche patrulla que le dio el alto. En el vehículo viajaban tres jóvenes, siendo el copiloto igualmente detenido como cooperador necesario.

La Policía Local de Málaga arrestó al menor como presunto autor de varios delitos contra la seguridad vial: conducir un vehículo a motor careciendo de permiso por no haberlo obtenido nunca -no tiene la edad legal-, hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negarse a realizar la prueba de alcoholemia.

A ello se suma la presunta autoría de un delito de conducción sin permiso, en este caso como cooperador necesario, al copiloto del vehículo en el que circulaban, un individuo de 22 años natural y vecino de Málaga.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 6:00 del pasado domingo 10 de junio en el polígono Guadalhorce, concretamente en calle Diderot, donde circulaba un vehículo patrulla de la Policía Local de Málaga cuyos agentes advirtieron la presencia de un turismo que circulaba en sentido contrario al estipulado y con las luces apagadas, resultando peligroso para el resto de usuarios de la vía.

Ante la situación, los agentes accionaron el dispositivo luminoso de emergencia para señalizar la presencia del vehículo patrulla y advertir al conductor de que circulaba en sentido contrario (dirección Herman Hesse), lo que motivó que el vehículo aminorase la marcha aunque no llegó nunca a detenerse por completo, lo que, a pesar de que el vehículo patrulla ya se encontraba totalmente parado, provocó que el coche chocase frontalmente contra el mismo, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

A consecuencia del golpe sufrido en el accidente, el vehículo policial resultó con daños en el paragolpes delantero en su mitad izquierda, mientras que el turismo causante resultó con daños en su frontal por su mitad izquierda.

Los policías locales se apearon rápidamente, dirigiéndose al coche y comprobando que era ocupado por tres personas, procediendo a su identificación y comprobando que el conductor se encontraba indocumentado, manifestando, a preguntas de los agentes, que era menor de edad y que se había puesto nervioso y había sido incapaz de detener el vehículo para evitar la colisión.

Además de conocer que conducía sin carné, los policías locales le observaron signos claros y evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, tales como fuerte olor a alcohol en el aliento, habla pastosa y ojos enrojecidos, entre otros, reconociendo que se había tomado cuatro o cinco copas.

Al parecer, era el copiloto el que se encontraba a cargo del coche y lo había estado conduciendo durante la noche, encontrándose también bajo los efectos del alcohol, motivo por el cual le solicitó al menor que condujera, a pesar de que conocía su edad y que, por tanto, no poseía permiso de conducir.

Posteriormente, los policías locales comprobaron que el turismo carecía de seguro obligatorio, no habiendo pasado tampoco la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), motivos por lo que fue retirado por grúa al depósito municipal de vehículos, donde quedó a disposición de su propietario.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención de conductor y copiloto y a su traslado, en primera instancia, dado que se produjo un golpe entre los vehículos, a un centro de salud para su exploración médica, siendo atendidos y expidiéndoseles sendos informes de alta. Una vez finalizadas las diligencias, los agentes que intervinieron se trasladaron a centro médico para ser asistidos, con motivo de dolor cervical.

Posteriormente, los arrestados fueron trasladados a dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga, donde se procedió a realizar la prueba de alcoholemia al menor, que simuló en varias ocasiones que exhalaba el aire sin hacerlo, por lo que se le atribuyó la presunta autoría de un delito de negativa a someterse a la prueba.

Respecto al copiloto, fue trasladado a dependencias de la Brigada de Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía a efectos de su reseña policial y plena identificación. Así, se comprobó que tenía tres causas anteriores por delitos contra la seguridad vial, una por conducir sin carné en 2013, cuando aún era menor de edad, otra por el mismo hecho, en este caso en 2016, y una tercera en 2017 por un hecho similar al narrado, ya que se trataba de un delito de conducción con temeridad manifiesta y conducir careciendo de permiso de conducir por no haberlo obtenido nunca.

Finalmente, el menor fue puesto en libertad y entregado a su madre, haciéndole saber la obligación que contraía de personarse junto a su hijo en la Fiscalía de Menores de Málaga cuando fuesen requeridos para ello. Igualmente, el de mayor edad fue puesto en libertad quedando citado para comparecer ante la autoridad judicial, a la que se dio debido conocimiento de todo lo actuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios