Málaga

La Diputación de Málaga convoca el segundo Premio de Emprendimiento Social La Noria

  • La convocatoria, con una dotación total de 10.000 euros, otorgará un primer premio de 5.000 euros, un segundo premio de 3.000 euros y un tercero de 2.000

El Centro de Innovación Social La Noria. El Centro de Innovación Social La Noria.

El Centro de Innovación Social La Noria. / Javier Albiñana (Málaga)

La Diputación de Málaga abre el plazo este lunes 5 de octubre para la convocatoria del segundo Premio de Emprendimiento Social La Noria con el fin de reconocer el emprendimiento social como actividad que además de crear valor económico, también genera un impacto positivo en la sociedad.

El premio busca contribuir al reconocimiento, visibilidad y promoción de personas emprendedoras o empresas creativas, innovadoras con potencial para crecer, crear empleo, impulsar el emprendimiento social y generar riqueza. De esta forma se dará a conocer a la sociedad la importancia de este emprendimiento como modelo empresarial, económico y socialmente rentable.

Así lo ha explicado la vicepresidenta cuarta y diputada de Innovación Social de la Diputación de Málaga, Natacha Rivas, que ha anunciado la segunda edición de este premio que supone un importante paso en la labor de apoyo a las iniciativas de innovación social. Un premio puesto en marcha en 2019, y que es el primer premio de Andalucía de estas características desde la administración pública.

Además, en el marco de la situación actual generada por el Covid-19, Rivas ha hecho una especial mención a los emprendedores sociales por los valores que definen su misión, puesto que “han sido quienes primero se han lanzado a buscar soluciones frente a la crisis sanitaria. Es por ello que debemos seguir poniendo en valor y premiando este tipo de iniciativas, que van más allá de generar un valor económico y que en su adn y razón de ser está trabajar en primer lugar en beneficio de las personas, como en esta ocasión han demostrado, pensando y diseñando estrategias de apoyo a las personas frente los efectos del COVID-19”.

Un total de 10.000 euros en premios

De esta forma, la Diputación otorgará tres premios que sumarán un total de 10.000 euros, repartidos entre el primer premio de 5.000 euros, el segundo de 3.000 euros y el tercer premio de 2.000 euros. Este reconocimiento de carácter internacional, va a permitir la réplica a escala de buenas prácticas de emprendimiento social en la provincia.

Todas aquellas iniciativas y proyectos que deseen participar tendrán 15 días hábiles para presentarse. Las bases y la convocatoria ya se pueden consultar en la página web de La Noria (www.malaga.es/lanoria) y en el BOPMA del viernes 2 de octubre.

La importancia de este modelo empresarial está creciendo cada año, una de cada cuatro nuevas empresas que se forman en Europa atiende al modelo de emprendimiento social, según el último Informe Especial de Global Entrepreneurship Monitor (GEM 2016). Aún así, en España solo un 0,5% de la población adulta activa está involucrada en tareas de emprendimiento social, frente a más del 2% de Estados Unidos, Reino Unido o Finlandia.

La Unión Europea reconoce el sector de la Economía Social como aliado esencial en la creación de empleo, el crecimiento sostenible y la distribución equilibrada de la renta, a pesar de estas afirmaciones solo un 0,9% de entidades sociales se crearon en España en los últimos años, muy por debajo de la media europea de 2,98%.

Ante estos datos, Rivas ha recordado la importancia de impulsar iniciativas que reconozcan y promuevan el emprendimiento social para que España se posicione a la cabeza de la innovación social y lograr que Málaga siga con una fuerte presencia en el epicentro de este cambio.

Características de los proyectos candidatos

El premio va dirigido a toda persona física o jurídica que disponga de un proyecto empresarial que hayan iniciado su actividad empresarial como máximo 3 años antes de la fecha de publicación de la convocatoria. Además, el proyecto empresarial tiene que cumplir una serie de características. 

En primer lugar, debe ser creativo, disruptivo e innovador, con o sin base tecnológica, orientado a cubrir necesidades sociales en diferentes ámbitos (medio ambiente, salud y bienestar, gastronomía, educación, comercio, moda, finanzas, comercio, etcétera) o focalizado en el desarrollo de capacidades y en la mejora de la empleabilidad de jóvenes, personas vulnerables o despoblamiento del territorio.

Asimismo, tiene que contar con un prototipo de producto o servicio con resultados ya medidos o medibles y con un modelo de negocio escalable en nuestra provincia y susceptible de captar el interés de inversores de impacto social.

La valoración de los proyectos que alcancen la máxima puntuación y la selección para la concesión de los premios, corresponderá a un jurado integrado por personas experimentadas en el ámbito del emprendimiento social. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios