Málaga

Disuelven un botellón en una residencia universitaria de Málaga tras el fin de exámenes

Un vehículo de la Policía Nacional. Un vehículo de la Policía Nacional.

Un vehículo de la Policía Nacional. / M. H.

Policías nacionales han disuelto este fin de semana una fiesta en una residencia universitaria de Málaga en la que los estudiantes celebraban el fin de los exámenes, sin cumplir las medidas frente al coronavirus. Es una de las actuaciones llevadas a cabo por los agentes ante reuniones de personas por, supuestamente, incumplir las restricciones contra el Covid-19, como la intervención en una fiesta en la habitación de un hotel de Marbella.

En el caso de la residencia de estudiantes de Málaga capital, los participantes fueron propuestos para sanción, siendo, además, uno de ellos arrestado por su presunta responsabilidad en un delito de resistencia y desobediencia, según han informado desde la Comisaría provincial a través de un comunicado.

Al respecto, han precisado que coincidiendo con el término de los exámenes universitarios y la festividad de San Valentín, la Policía Nacional ha detectado un repunte de fiestas ilegales el pasado fin de semana en diferentes localidades de la provincia.

En cuanto a la residencia de estudiantes, han explicado que la madrugada del viernes al sábado, los agentes se personaron en dichas dependencias, ubicadas en la barriada de Teatinos, tras los avisos de varios vecinos que alertaban de una fiesta en las instalaciones.

Allí, la Policía Nacional, con la colaboración de la Policía Local, identificó a siete jóvenes, entre los cuales estaba el morador del apartamento, lugar donde superaban el cupo máximo de personas permitidas y permanecían sin mascarilla ni distancias mínimas de seguridad. Otros cuatro chicos echaron a correr por los pasillos del centro al percatarse de la llegada de las patrullas.

Según consta en las diligencias policiales, en el transcurso de la actuación, supuestamente el morador de la habitación increpó a los agentes y se resistió a ser identificado, llegando, incluso, a propinar un leve empujón a un policía, siendo finalmente detenido.

También en la capital, los agentes acudieron este domingo por la tarde a un descampado situado en Gibralfaro, donde un amplio grupo de jóvenes permanecían sin mascarilla y obviaban distancias de seguridad. Diez chicos fueron propuestos para sanción por incumplir las medidas anticovid.

Desde la Comisaría Provincial de Málaga han hecho un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos, en la lucha activa contra la pandemia, y han insistido, una vez más, en la obligación de cumplir las normas. Así, la Policía Nacional ha recordado que, salvo causa justificada, no se puede salir del domicilio de residencia en la franja temporal que marca el toque de queda, esto es, en horario de 22.00 a 07.00 horas.

Asimismo, han subrayado la obligatoriedad del uso de la mascarilla, el mantenimiento de las distancias de seguridad --de, como mínimo, 1,5 metros--, el cumplimiento de los cupos máximos de personas reunidas o la medida de cierre perimetral, que, según la incidencia de contagios en un municipio concreto, impediría entrar o salir de la localidad donde se reside, salvo causa justificada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios