Málaga

Ecologistas critican la práctica de enduro en pleno Parque Natural de Sierra Tejeda y Almijara

  • Los grupos de motos entran por el barranco de Colmenarejo y por allí acceden a las zonas más recónditas de Sierra Almijara, alcanzando las cumbres

Vista de Sierra Tejeda, Almijara y Alhama desde el municipio malagueño de Canillas de Aceituno. Vista de Sierra Tejeda, Almijara y Alhama desde el municipio malagueño de Canillas de Aceituno.

Vista de Sierra Tejeda, Almijara y Alhama desde el municipio malagueño de Canillas de Aceituno. / m.h.

Los ecologistas han criticado la práctica de enduro, modalidad motociclista que se lleva a cabo campo a través, en pleno Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, GENA-Ecologistas en Acción ha llevado la denuncia ante la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.

El presidente del colectivo, Rafael Yus, ha detallado en un comunicado que miembros del grupo ecologista fueron testigos este pasado sábado de este tipo de prácticas en la zona de Sierra Almijara por parte de motoristas de Nerja y de la vecina localidad de Almuñécar, ya en la provincia de Granada.

Yus ha explicado que los grupos de motos "entran por el barranco de Colmenarejo y por allí acceden a las zonas más recónditas de Sierra Almijara, alcanzando las cumbres", y ha asegurado que las personas que frecuentan la sierra afirman que esta práctica "es usual todos los fines de semana y festivos".

El colectivo ha alertado de los daños que esta actividad genera, el primero de ellos "una fuerte contaminación acústica por el ruido de los motores, afectando a las condiciones pacíficas en que se debe desarrollar la fauna del parque natural, además de las consiguientes molestias para otros visitantes de turismo blando, como los senderistas, que ven alteradas las condiciones naturales que brindan este tipo de espacios".

Por otra parte, GENA ha advertido de que las motos, "en su afán de tomar atajos y con el reto de acceder por lugares complicados, salen de los senderos y van creando rodadas en zonas vegetadas con matorral", destruyendo de este modo tanto vegetación como fauna, incluyendo especies protegidas y autóctonas, además de dejar zonas inertes de terreno que se vuelven más vulnerables a la erosión.

"GENA considera que este tipo de prácticas son contrarias a las funciones de protección de la biodiversidad en un parque natural. De hecho, el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales y el Plan Rector de Uso y Gestión del mismo establecen normas contrarias a tales usos motorizados en el interior del parque natural", ha indicado Yus.

Los ecologistas han recordado que no es la primera vez que denuncian la práctica de 'rallies' y enduro en este espacio protegido, pues "en otras ocasiones hemos denunciado la entrada de cuadrillas de motoristas, así como de grupos de 'quads', por el carril de las Llanadas de Sedella, por el puerto de Cómpeta y por la Casa de la Mina y desde allí acceden a las cumbres de este paraje natural".

"A esta problemática, denunciada ante la junta rectora del parque natural, se ha venido respondiendo con evasivas", ha lamentado Yus, que ha citado entre dichos pretextos "la imposibilidad de que los agentes puedan controlar estas incursiones o el peligro que supone su detención", entre otros.

Por otra parte, el colectivo ha advertido de la presencia en Internet "de empresas que ofertan incursiones de este tipo, dirigiéndose en inglés a turistas extranjeros", todo lo cual, a juicio de los ecologistas, "muestra el extremo abandono de este tipo de actividades en el parque natural".

"Esta asociación considera que es de vital importancia para la protección de los valores naturales de este parque que se vigile de forma más asidua este tipo de actividades y se sancione debidamente para que se tome conciencia de que en estos lugares no se pueden realizar de ningún modo", ha finalizado Yus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios