Málaga

Enel proyecta una inversión de 30 millones en un parque eólico

  • La electricidad que genere será capaz de suministrar energía a unos 50.000 hogares

Parque eólico instalado en la zona de Guadatelba. Parque eólico instalado en la zona de Guadatelba.

Parque eólico instalado en la zona de Guadatelba.

La multinacional Enel pone sus ojos en la provincia de Málaga para desarrollar una inversión superior a los 30,2 millones de euros. La suma debe permitir dar forma a un parque eólico capaz de generar 41,6 megavatios por medio de 12 aerogeneradores de unos 84 metros de altura. Así consta en el proyecto técnico que acaba de ponerse en manos de la Junta de Andalucía para someterse al necesario trámite ambiental, y en el que se precisa que la energía neta generada será de unos 124.000 Gwh. O lo que es lo mismo, electricidad suficiente para cubrir la demanda media de unos 50.000 hogares. De recibir el visto bueno de la Administración regional, el plazo manejado por la empresa para ejecutar las instalaciones necesarias es de ocho meses.

Todos estos detalles forman parte del documento técnico diseñado por la firma Instra Ingenieros S.L. El mismo sirve de base para la construcción de un parque sobre terrenos de los municipios de Almargen, Campillo y Teba, cuyos orígenes se remontan al año 1998. Sin embargo, por diversas visicitudes y modificaciones en las previsiones, el impulso definitivo a esta intervención se ha pospuesto hasta la actualidad. En la actualidad, según los datos de la Agencia Andaluza de la Energía son 23 las instalaciones de esta naturaleza repartidas por el territorio malagueño, capaces de generar una potencia total de 570 MW.

Se localiza en terrenos de los municipios de Teba, Almargen y CampillosLa instalación, ahora en el trámite ambiental, tiene un plazo de ejecución de ocho meses

Además de las obras vinculadas directamente con los aerogeneradores, el proyecto precisa los trabajos necesarios para garantizar el acceso a las parcelas sobre las que se contempla esta actuación privada. En este sentido, se alude a la construcción de viales con una longitud de casi 5,7 kilómetros y un ancho de seis metros. El acceso se efectuará mediante la carretera autonómica C-342. A eso se añade la ejecución de 12 plataformas de montaje para el izado e instalación de los aerogeneradores. El análisis técnico realizado pone en valor el uso de las energías renovables como vía para evitar la generación de emisiones asociadas al uso de energías fósiles. En este sentido el ahorro de combustible previsto significa evitar una emisión anual equivalente de 162 toneladas de dióxido de azufre (SO2); 203 toneladas de óxidos de nitrógeno (Nox) y 72.998 toneladas de dióxido de carbono (CO2). Otra de las referencias que se utilizan para poner en valor la actuación es que permitirá el ahorro de 71.567 barriles de petróleo.

Según el proyecto, fechado en julio del año pasado, en el capítulo de antecedentes, se destaca que la primera intención por parte de la empresa Endesa Cogeneración y Renovables S.A. fue la de impulsar su ejecución en octubre de 1998. En aquella ocasión solicitó la autorización necesaria a la Junta de Andalucía para una instalación eólica en el mismo emplazamiento para 50 aerogeneradores de 850 kVA de potencia unitaria.

El 29 de julio de 2003, la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental emitió la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) por la que declaraba viable la instalación. Sin embargo, la empresa eléctrica, el 2 de septiembre de 2004, pidió un cambio de tecnología para ese parque, rebajando la potencia instalada a 42MW, con 21 aerogeneradores. En este caso, la Junta también otorgó en diciembre de 2006 la concesión de la aprobación del proyecto. Pero tampoco en ese momento fue adelante.

Los acuerdos adoptados en Durban en 2011, extendiendo el acuerdo de Kioto hasta 2020, motivaron que el Ministerio de Energía convocase una subasta para la asignación del régimen retributivo específico a nuevas instalaciones eólicas. El pasado 19 de mayo, el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE) informó sobre los resultados de la subasta, resultando adjudicataria ENEL Green Power España con un volumen total de 540.098 KW a desarrollar para tecnología eólica. En base a ello, es cuando la multinacional ha acabado solicitando de nuevo la autorización para el desarrollo del parque eólico Los Arcos.

El Parque Eólico Los Arcos está situado en una zona rural entre los términos municipales de Almargen, Teba y Campillos, en el cuadrante noroccidental de la provincia de Málaga, próximo a su límite con la de Sevilla. Ocupa unas 80 hectáreas en parte de los parajes conocidos como Los Arcos y La Dehesa. El núcleo urbano más cercano al futuro parque eólico es el de Almargen, situado a unos 4,7 kilómetros lineales hacia el sur. El acceso a la zona se realiza desde la carretera provincial C-342, de Campillos a El Saucejo.

De acuerdo con los detalles incluidos en el informe de impacto ambiental, en la actualidad ya existen varios parques eólicos en funcionamiento, ubicados en parajes adyacentes a la zona de estudio. El parque eólico se sitúa en el medio rural, observándose algunas edificaciones dispersas de carácter industrial agrícola, ninguna de ellas identificada como sensible ni habitada. Aunque toda la zona se encuentra fuera de ordenación urbanística, y por tanto no se podrían fijar áreas de sensibilidad acústica concretas, se asumirán límites para uso industrial como referencia a modo informativo. La actuación cuenta con los informes favorables de los ayuntamientos afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios