Málaga

Expertos avisan de los peligros colaterales del centralismo

  • Creen que se dan las condiciones para la aparición de partidos localistas

Comentarios 2

La pérdida de la dirección de las políticas de aguas en la cuenca mediterránea, sumada al debate abierto por la sede de la entidad financiera resultante de una hipotética fusión entre Unicaja y Cajasol abonan el terreno para la aparición de una formación política de tintes localistas. Así lo cree el panel de expertos independientes surgido hace más de un año para analizar la coyuntura económica local.

El grupo invitó en su última reunión al profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Granada Agustín Ruiz Robledo, quien se mostró convencido de que la sociedad malagueña difícilmente podrá resistir un año a la pérdida de la sede de la primera entidad financiera de Andalucía sin que salgan al terreno de juego "fuerzas centrífugas". De hecho, este jurista granadino interpreta la aparición de una plataforma en defensa de la autonomía de Andalucía Oriental (Granada, Jaén y Almería) como una expresión de la "desintegración de la sensibilidad andaluza".

"Se ha llegado a un punto de gran centralismo", apunta. Tanto es así que lo que entiende que debería algo que "no debería ni ser cuestión de debate como es la sede de la caja" se ha situado en el centro de la controversia.

Este panel de expertos, que agrupa a economistas historiadores, geógrafos, arquitectos y sociólogos, surgió tras la publicación de un estudio sobre la economía malagueña encargado por Cajamar. El grupo de estudiosos acordó mantenerse como foro independiente de análisis y en este contexto abordó el miércoles pasado el fenómeno del centralismo andaluz.

En este sentido, se resaltó cómo el poder político centralizado en Sevilla ha absorbido también al poder económico y social. El profesor de Teoría e Historia Económica de la Universidad de Málaga, Joaquín Aurioles, afirma que el traslado de la dirección de las políticas de aguas en el Mediterráneo de Málaga a Sevilla y la polémica por la sede de la caja son expresivas de un proceso que no es nuevo, sino que tiene su origen en el propio modelo autonómico marcado por "un centralismo ineficiente". En este panorama, Ruiz Robledo propone como plan de choque la dispersión de los organismos autónomos. "No tiene sentido que las consejerías estén fuera de Sevilla. Sin embargo, ¿por qué tienen que estar allí también la Agencia Andaluza del Agua, el Consejo Económico y Social o el tribunal de cuentas?" El experto de Derecho Constitucional precisa que en este momento no se asiste a la colisión "del centralismo contra el localismo, sino al choque entre dos localismos", el de Sevilla y en este caso el de Málaga. Y este clima de "enfado" es el que cree que abona el nacimiento de movimientos políticos "centrífugos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios