Desayuno informativo: eficiencia frente a la sequía

Expertos demandan un plan de investigación de los acuíferos

  • La Junta de Andalucía afirma que en 2027 deberían usarse 157 hectómetros cúbicos de agua reciclada destinada a campos de golf o parques en una jornada de Grupo Joly e Hidralia

Ángel Recio, Fernando Ferragut, Bartolomé Andreo, Carlos Corral, Manuel Cardeña, Javier García y Matilde Mancha. Ángel Recio, Fernando Ferragut, Bartolomé Andreo, Carlos Corral, Manuel Cardeña, Javier García y Matilde Mancha.

Ángel Recio, Fernando Ferragut, Bartolomé Andreo, Carlos Corral, Manuel Cardeña, Javier García y Matilde Mancha. / Javier núñez

Cuando se está inmerso en un proceso de sequía no hay nada más eficiente que la propia lluvia. Pero tras cuatro años de escasas precipitaciones y con los pantanos bajo mínimos ha llegado el momento de plantear soluciones ante un fenómeno al que nos enfrentamos de forma recurrente cada diez años. Sin ir más lejos, la provincia de Málaga, una zona acostumbrada a ser castigada por prolongados periodos de escasez de lluvia, ha sufrido hasta tres grandes periodos de sequía en las últimas décadas, aunque la más dura fue la de 1995. Con esta premisa, ¿cómo podemos ser más eficientes frente a esas sequías que se producen y se van a producir? Una de estas medidas podría pasar por el adecuado aprovechamiento de aguas subterráneas, que fue la tabla de salvación en 1995. Según el catedrático y director del Centro de Hidrología de la Universidad de Málaga, Bartolomé Andreo, "hay un gran desconocimiento del potencial que tienen esos acuíferos de cara al abastecimiento en condiciones normales y de sequía", por lo que cree necesario la redacción de un nuevo plan de investigación de aguas subterráneas ya que el último data de la década de los 70. "Creo que para ser más eficiente frente a la sequía hace falta dedicar medios a la investigación. No se puede gestionar lo que no se conoce", apuntó en el desayuno informativo Eficiencia frente a la sequía celebrado en Marbella esta semana organizado por Grupo Joly e Hidralia.

"En la provincia de Málaga hay aproximadamente 1.200 hectómetros cúbicos al año de aguas subterráneas, sin contar las reservas. Esas aguas en parte van a los embalses y en parte se aprovechan en las inmediaciones de las poblaciones en los que es necesario ese recurso, como es el caso de Ronda y Antequera, que se abastecen íntegramente de aguas subterráneas", comentó. Al mismo tiempo, añadió que una tesis doctoral recomienda que acuíferos como el aluvial del Padrón, Guadalmina o Guadalmansa "se aprovechen mucho antes que el embalse de La Concepción". "Las aguas subterráneas han contribuido a sacarnos de alguna sequía, la del año 95 sin ir más lejos, y seguro que contribuirán a hacerlo en el futuro", continuó Andreo.

El subdirector general de Gestión de Dominio Público Hidráulico y Calidad de las Aguas de la Junta de Andalucía, Fernando Ferragut, alertó de que "últimamente estamos detectando, no solo en Málaga sino en toda la cuenca mediterránea, que los niveles freáticos bajan alarmantemente". Lo que unido a la cercanía de éstas a la costa provocaría la intrusión salina del mar en la tierra. "Lo único que evitaría esa intrusión es una barrera de agua dulce", agregó, por lo que incidió en que "el agua subterránea es una despensa que hay que cuidar, y más en una cuenca en la cual tenemos la delimitación del agua del mar". Ferragut apoyó fomentar la investigación, aunque apuntó que debería hacerse en las universidades. Andreo, por su parte, lamentó que "con la universidad se debería contar más porque hay muchas tesis doctorales que no tienen luego repercusión en el día a día".

Desde Hidralia, empresa especializada en la gestión integral del agua, ya se trabaja en la recarga artificial de acuíferos con el objetivo de aprovechar los excedentes de agua. "Gestionar de forma responsable el acuífero es algo que tenemos totalmente interiorizado. Contamos con diferentes proyectos de investigación en los acuíferos de San Pedro y también en la zona de Aloha, los cuales tenemos completamente monitorizados, lo que nos permite conocer su evolución y detectar si hay el más mínimo cambio en la calidad o cantidad de éstos", expresó el gerente de Hidralia en Marbella, Carlos Corral.

Otra de las medidas propuestas pasaría por una mayor utilización del agua residual no solo para el riego de campos de golf, sino también para el de parques y jardines públicos y para el baldeo de calles. La previsión de la Junta es que para el año 2027 contemos con 157 hectómetros cúbicos de agua reutilizada, lo que equivaldría a la presa de La Viñuela llena. Actualmente, se emplean unos 20 ó 25 hectómetros cúbicos de agua reutilizada, de los cuales solo se utilizan 9 para el riego de algunos campos de golf. "La reutilización del agua es un hecho y aquí ya lo estamos aplicando", apuntó Ferragut. Parques como el de La Paloma de Benalmádena, Los tres jardines de San Pedro Alcántara o incluso el Selwo ya se están regando con agua reciclada.

Asimismo, dentro de las líneas de actuación de Hidralia, destacan proyectos encaminados a disminuir las pérdidas de agua que se producen tanto por fugas en la red, como por problemas de subcontaje o un uso indebido del agua. ¿Cómo? A través de equipos de alta tecnología que les permite localizarlas rápidamente. Y, finalmente, la renovación de los parques de contadores. "Hace tiempo que salimos de ese espacio de confort que podía ser la operación de infraestructuras, realizando reparaciones y cambios mínimos, y apostamos por la innovación y la excelencia como herramienta para poder mejorar los recursos y para nosotros eso ha sido clave", expresó Corral, quien agregó que "estas medidas nos han llevado en los últimos años a tener un rendimiento superior al 80% y haber recuperado aproximadamente 1,8 hectómetros cúbicos". Evitar pérdidas de agua es básico y, según denunció Ferragut, aún hay municipios en provincias como Málaga "en los que se producen pérdidas superiores al 80% y eso hay que sancionarlo".

"También es importante saber qué podemos hacer a corto plazo. Nosotros aquí tenemos un trabajo importante como es avanzar en la creación de un plan director de abastecimiento. Ahora mismo existen estudios separados pero de forma integrada con Acosol y el nuevo modelo urbanístico de Marbella. Podemos ofrecer nuevos modelos de colaboración público-privada y trabajar en modelos que permitan la financiación de infraestructuras que garanticen el abastecimiento", agregó Corral.

Por su parte, el concejal de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Marbella, Javier García, subrayó que España está a la cola de Europa en estrés hídrico y demandó un mayor esfuerzo por parte de las diferentes administraciones involucradas. "¿De verdad estamos haciendo las administraciones todo lo necesario para solucionar los problemas de estas crisis de sequía que tenemos de forma repetitiva y que van a aumentar con el paso del tiempo?", cuestionó el edil, quien señaló que las inversiones hídricas en nuestro país suponen solo un 0,11% del PIB cuando tenemos un estrés hídrico del 0,32 y la media europea es del 0,14. "Yo creo que ha llegado la hora de plantear que tenemos que invertir menos en remodelaciones de calles y actuaciones superfluas e ir a un problema profundo que tiene nuestro país", aclaró.

El consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña, destacó el consenso alcanzado en los últimos años entre las diferentes administraciones involucradas en esta materia y consideró que hay dos puntos fundamentales a esta situación en nuestro sistema. "Una de ellas es intentar llevar el agua a donde no la hay por nuevas conducciones. Ya hay varios proyectos en la zona del Campo de Gibraltar que podrían garantizar el abastecimiento, o el cambio de la tubería de abastecimiento de la Costa del Sol, que ya está en marcha. Y por otro lado trasladar el sobrante nuestro de La Concepción que muchos años se desembalsa a otras zonas para su aprovechamiento", expuso.

Una mayor inversión en infraestructuras pero también en investigación que permita un mejor conocimiento de las aguas subterráneas para su correcto aprovechamiento, la reutilización del agua para riego de campos de golf, zonas verdes y baldeo de calles y, sobre todo, una mayor concienciación ciudadana son, en definitiva, algunas de las conclusiones alcanzadas entre los expertos. "Sigamos una hoja de ruta y no nos olvidemos de esto con las primeras lluvias", concluyó Matilde Mancha, directora territorial de Hidralia, quién abogó por la necesidad de que haya "un diálogo constante" entre todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios