Málaga

Las obras en La Farola sacan a la luz restos del puerto histórico

  • Los dos tramos de muro hallado son los únicos que han aparecido en Málaga tras el hallazgo de otro lienzo durante la reconstrucción de la Plaza de La Marina en 1988

Comentarios 7

Los trabajos que se desarrollan en el muelle 1 del puerto, junto a la Farola, han puesto al descubierto restos arqueológicos pertenecientes al antiguo recinto portuario. Las máquinas han desvelado dos vestigios de un muro, en un caso junto a la rampa de acceso rodado al aparcamiento previsto en el plan del puerto en este área y en el segundo más cerca del espacio comercial. El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, confirmó ayer el hallazgo arqueológico y precisó que la empresa concesionaria, Iniciativas Marina de Farola, comunicó inmediatamente el descubrimiento a Cultura. "No tengo mucha más información. Sólo alguna noticia acerca de su escaso valor arqueológico".

Al tratarse de una zona de dominio público marítimo terrestre y de un puerto de interés general es el Ministerio de Cultura el competente para determinar la consideración de los restos históricos. No obstante, la Delegación en Málaga de la Consejería de Cultura también ha estado pendiente de la intervención arqueológica contratada por la empresa concesionaria, que será la base sobre la que se decidirá el futuro del muro portuario aparecido.

El delegado de Cultura, Manuel Jesús García, reconoció ayer que todavía no ha recibido el informe arqueológico, aunque en principio "los primeros datos apuntan que se trata de parte del muro defensivo del siglo XVII de gran porte" construido, como era habitual en aquella época, para protegerse de los ataques turcos. Otras fuentes, en cambio, datan los restos en el siglo XVIII. En todo caso, esta será una de las cuestiones que deberá resolverse en el estudio arqueológico que previsiblemente estará listo a mediados de septiembre.

Manuel Jesús García afirmó ayer que la parte del muro que está más próxima a la futura zona comercial del muelle 1 está "bastante deteriorada a causa de obras realizadas con posterioridad", sin embargo, la aparecida en el aparcamiento "sí se conserva en buen estado".

Este es el segundo hallazgo arqueológico relacionado con el puerto histórico de Málaga que tiene lugar en los últimos 21 años. Durante las obras que se realizaron en 1988 en la plaza de La Marina salieron a la luz restos de muralla de época nazarí y un tramo del muro portuario del siglo XVIII que actualmente se conserva en el aparcamiento subterráneo de la plaza. El mantenimiento de este legado arqueológico generó a finales de la década de los 80 un fenomenal enfrentamiento entre la Administración autonómica, defensora de su respeto, y el Ayuntamiento que apostaba por no entorpecer los trabajos que se ejecutaban en La Marina.

A pesar de que se decidió conservar tanto la muralla como las torres nazaríes y el muro portuario, el arqueólogo de la Universidad de Málaga que dirigió las excavaciones por encargo de la Junta de Andalucía, Manuel Acién Almansa, ha mostrado con posterioridad su desacuerdo con el trato y olvido que ha recibido este hallazgo. En este sentido se ha quejado del abandono y hasta falta de limpieza de los restos que, al hacerse la sala de exposiciones, quedaron en la zona menos visible.

En 2005 la polémica volvió a aflorar al plantear el Ayuntamiento la construcción de un intercambiador de transportes que no contó con las simpatías de la Junta ni del Ministerio de Fomento. Aunque esta iniciativa entró en vía muerta, entonces el profesor Acién Almansa reivindicó la oportunidad de aprovechar el proyecto del puerto y abordar un proyecto museográfico que permitiera interpretar y divulgar esta parte de la historia de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios