Málaga

La Feria causa en el Clínico el pico anual de intoxicaciones etílicas y de drogas

  • Especialistas de Urgencias constatan el aumento del consumo mixto de estupefacientes y alcohol

  • Advierten que esta ingesta combinada complica el cuadro clínico y su tratamiento

Restos de un 'botellón' en la Feria. Restos de un 'botellón' en la Feria.

Restos de un 'botellón' en la Feria.

La situación se repite todos los años y éste no ha sido la excepción. El Clínico -el hospital de referencia del Real- vuelve a registrar el pico anual de intoxicaciones etílicas y de drogas durante la Feria. Entre la noche y la madrugada, cada día llegan en torno a media docena de pacientes que acaban en las Urgencias del centro sanitario por el consumo abusivo de alcohol o estupefacientes.

Son personas cuyo cuadro es grave por lo que son derivadas al hospital. Debido a la intoxicación, llegan con bajo nivel de conciencia e incluso con estado de agitación por el consumo de drogas, según precisa el jefe de Urgencias del Clínico, Eduardo Rosell. Hasta ayer, todos estos pacientes fueron dados de alta tras permanecer varias horas en Observación. Pero ha habido años en los que algunos han acabado en la UVI. "No sé si es que la gente se toma el consumo de sustancias tóxicas a la ligera o si es que con el alcohol pierde la cabeza", manifiesta el responsable de las Urgencias.

El perfil es el de un varón joven, aunque se incrementa la cifra de mujeres intoxicadas

Rosell, que lleva casi tres décadas trabajando en atención urgente, comenta que hace años los casos eran en su mayoría de intoxicación etílica pura. Pero van en aumento los cuadros en los que hay una ingesta combinada de alcohol y estupefacientes, como cocaína, morfina o drogas de diseño.

"Ahora detectamos más la intoxicación mixta. No se conforman sólo con el alcohol y lo combinan con drogas. Este cóctel es más complicado de revertir", advierte el especialista en Urgencias. El alcohol causa una afectación fundamentalmente hepática. Pero cuando la ingesta etílica se mezcla con estupefacientes, el daño físico es más general y ataca hígado, cerebro, páncreas, pulmones y corazón.

"Las peores son las drogas de diseño", alerta Rosell. Por un lado, por su efecto brusco. Pero también porque mientras que en el alcohol y la cocaína los profesionales saben que tratamiento aplicar para que actúe como antídoto, en las de drogas de diseño -al no conocerse su composición- es más difícil atajar los efectos nocivos que provocan en el organismo.

El perfil de las personas que acaban en las Urgencias del hospital por consumo de sustancias tóxicas es el de un joven. La mayoría no pasa de los 40 años. Por el otro extremo, hay casos en los que incluso son menores de edad. Los sanitarios constatan además que va en aumento el número de mujeres jóvenes que sufren estos cuadros de intoxicación, aunque todavía los varones siguen siendo mayoría.

El supervisor de enfermería de Urgencias, Antonio Caamaño, añade que además del incremento de casos por consumo de alcohol y/o drogas, durante la Feria aumentan las patologías traumatológicas por caídas o peleas. A continuación, detalla que incluso estos últimos cuadros suelen ser consecuencia de la falta de control por la ingesta de sustancias tóxicas. Y agradece la labor del hospital de campaña que Bomberos y Protección Civil tienen en el Real. "Menos mal que están ellos allí", apunta ya que estos profesionales derivan al hospital sólo los casos más graves. Como todos los años, el Clínico tiene que reforzar el personal de Urgencias durante la Feria. El médico y el enfermero responsables de las Urgencias recuerdan que el centro sanitario de Teatinos asiste además a toda la costa occidental que recibe un aluvión de turistas cada verano.

Rosell -en un intento por velar de forma preventiva por la salud de los demás, ante los casos que ve todos los años en la Feria- argumenta: "A mí también me gustan las copas, pero no llego a esos excesos. Está bien coger el puntillo y bailar, pero dentro de unos límites normales". El facultativo advierte que con la intoxicación se pone en riesgo la salud, además de propiciarse las agresiones físicas y sexuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios