Infraestructuras

Fomento quiere desbloquear el acceso norte al aeropuerto de Málaga a finales de enero

  • Convoca el 23 y 24 de ese mes a los propietarios para el pago de las expropiaciones de suelo, hito clave para que pueda iniciarse la obra

Vista del aeropuerto de Málaga. Vista del aeropuerto de Málaga.

Vista del aeropuerto de Málaga. / Javier Albiñana

La construcción del nuevo acceso norte al aeropuerto de Málaga, adjudicado por el Ministerio de Fomento hace ahora nueve meses, podría quedar definitivamente desbloqueado a finales del próximo mes de enero. Es esa fecha la elegida por la Dirección General de Carreteras de Andalucía Oriental, para citar a los propietarios y arrendatarios afectados por las expropiaciones de suelo necesarias parea poder acometer esta infraestructura viaria.

Así consta en el anuncio publicado en el Tablón de Edictos del Ayuntamiento de Málaga por el organismo estatal, en el que se fija los días 23 y 24 de enero para proceder al acto "de abono de los depósitos previos e indemnizaciones por vía rápida ocupación" de las fincas que han de ser enajenadas para la ejecución de la carretera.

La selección de las mismas ya fue objeto de publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en octubre de 2017, es decir, hace catorce meses. La relación de interesados en este procedimiento incluye del orden de 40 titulares y arrendatarios. A ellos se les convoca a las oficinas de los ayuntamientos de Málaga y Alhaurín de la Torre, los dos municipios sobre los que discurrirá la nueva vía.

De acuerdo con el listado inicial de terrenos a ocupar, el expediente de expropiación afecta a una superficie de 83.370 metros cuadrados en el municipio de Málaga, mientras que otros 1.279 metros se sitúan en Alhaurín de la Torre. Asimismo, el ministerio contempla ocupación temporal de otros 27.000 metros cuadrados. Según la información incluida en el proyecto que sirvió de base a la posterior adjudicación de las obras, el valor que se reservaba para el pago de estas enajenaciones rondaba los 1,1 millones.

Este paso es clave para levantar la losa que pesar sobre esta intervención, que fue adjudicada el 19 de marzo pasado a una unión temporal de empresas (UTE) compuesta por por Acciona Construcción y Jiménez y Carmona. En una reciente respuesta parlamentaria, fechada el pasado 20 de noviembre, el Ejecutivo central justificaba esta importante dilación en que aún no tenía a su disposición los terrenos necesarios.

"Actualmente se encuentra en tramitación la disponibilidad de los terrenos para proceder al inicio de las obras", arguyeron desde el ministerio en la contestación oficial. Y de manera verbal, desde el departamento, se insistió en que se estaba trabajando en ello. "No hay problema pero la tramitación de las expropiaciones lleva su tiempo", señalaron.

La contratación de la obra se hizo por 26,7 millones, 15 menos que el valor de licitación inicial. Y el plazo de ejecución se situaba en 36 meses. Tomando como referencia estos parámetros, incluso en el supuesto de que la obra pudiese iniciarse en el arranque de 2019, la terminación de la nueva carretera se prolongaría al menos hasta los primeros meses de 2022.

El vial proyectado supone la construcción de un tramo de 1,6 kilómetros, que unirá el aeropuerto con la segunda ronda de circunvalación. La obra, además, permitirá ampliar el actual acceso desde la hiperronda a Alhaurín de la Torre. Los estudios sitúan en entre 10.000 y 12.000 los vehículos que a diario pasarán por esta carretera, cifra que podría alcanzar los 14.000 una vez sea ejecutado el vial distribuidor metropolitano, infraestructura que la Junta de Andalucía sigue sin previsión de inicio a pesar de que fue comprometida e incluso licitada en 2009.

El nuevo trazado tendrá su origen en el enlace de Churriana de la hiperronda y finalizará en el límite del sistema general aeroportuario, entre Zapata y la cabecera norte de la pista actual. La calzada izquierda, en dirección a la hiperronda, tendrá dos carriles, mientras que la derecha, hacia el aeropuerto, tendrá tres. Se proyectan dos ramales directos de conexión: uno para facilitar la conexión directa con el aeropuerto de los vehículos procedentes de la Costa del Sol Occidental; el otro, para dar salida hacia los viales de la urbanización norte del aeródromo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios