Málaga

La familia de García Caparrós reclama ante Bruselas que se aclare su muerte

  • El joven malagueño falleció de un disparo en la marcha por la autonomía andaluza del 4 de diciembre de 1977

Las tres hermanas de García Caparrós junto a su placa en el Jardín de los Recuerdos. Las tres hermanas de García Caparrós junto a su placa en el Jardín de los Recuerdos.

Las tres hermanas de García Caparrós junto a su placa en el Jardín de los Recuerdos. / Javier Albiñana

El caso de Manuel José García Caparrós, joven muerto de un disparo tras la manifestación por la autonomía andaluza el 4 de diciembre de 1977 en Málaga, llegó ayer a Bruselas, donde sus hermanas expusieron todo el caso y reclamaron que se impulsen las gestiones y los trámites que lleven al esclarecimiento total de lo sucedido.

El encuentro fue organizado por el europarlamentario Javier Couso en coordinación con la familia García Caparrós, acompañada de asociaciones y familiares de víctimas de casos ocurridos en la Transición, como el Caso Almería.

El letrado de la familia García Caparrós, Luis Ocaña, aseguró que con este acto “estamos valorando poner en marcha una serie de medidas para darle un impulso al caso”, ya que, según indicó “han pasado más de 40 años desde que se cometió el asesinato y a día de hoy todavía en España no hemos encontrado ninguna satisfacción ni judicial ni extrajudicial ni administrativa ni política”.

Valora elevar una queja para que las autoridades europeas intercedan con España

Así, precisó que una primera medida “podría ser la interposición de una queja ante las autoridades europeas” para que intercedan ante España que es “quien tiene todas las competencias”; aunque indicó que siguen “esperando una respuesta del nuevo Gobierno sobre el posible acceso de la familia a los datos de la comisión que se puso en marcha hace casi 40 años y de la que a día de hoy seguimos sin tener datos porque siguen secretos”.

El abogado explicó que desde el Gobierno “nos han respondido que han leído con interés nuestra petición pero nada más y eso es insuficiente”, por lo que dijo que “estamos explorando darle una dimensión internacional al asunto, porque desde nuestro punto de vista las autoridades autonómicas y estatales no están prestando la atención que merece ni se están cumplimentando los pasos para esclarecer el caso”.

Javier Couso subrayó que con este acto se ha querido “dar la oportunidad a víctimas que no están siendo atendidas de la manera que entiende Europa que se debería” y recordó que hay suscritos tratados europeos “que nos obligan, que obligan a los estados a proteger los derechos humanos”. Por eso, indicó que estudiarán “qué hacer a través de la Comisión de Libertades para que el Parlamento europeo presione al Gobierno español”.

Dolores García Caparrós, acompañada por su hermana Francisca, insistió en que la familia está “dispuesta llegar hasta el final” y aseguró que el llegar hasta Bruselas para explicar en el Parlamento europeo “lo que tanto hemos explicado en España” ha sido “un paso gigantesco”, y que “cada vez estamos más cerquita de la verdad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios