Málaga

El Gobierno mantiene sin respuesta el tren a Marbella e insiste en que se están redactando los estudios

  • La referencia al estudio informativo que ahora asume el Ejecutivo se extiende  desde hace varios años 

  • El compromiso de las administraciones de llevar el ferrocarril a la costa occidental data de hace 20 años 

Varios trenes en la estación Málaga María Zambrano. Varios trenes en la estación Málaga María Zambrano.

Varios trenes en la estación Málaga María Zambrano. / Javier Albiñana

No hay estudio informativo más dilatado en el tiempo que el del tren litoral de Málaga. El compromiso del Gobierno central por impulsar la construcción de una línea ferroviaria que permita llegar en tren desde la capital de la Costa del Sol hasta Marbella, en una primera etapa, y Estepona, en una segunda, sigue estancada y sin visos de progresar.

A pesar de que los ejecutivos que se han sucedido al frente de la Administración estatal a lo largo de la última década han convertido esta infraestructura en clave en su apuesta por la provincia, ninguno de ellos ha sido capaz ni siquiera de completar toda la fase técnica necesaria para acometer el paso final: la contratación de los trabajos.

El último pronunciamiento oficial emitido por el Gobierno de Pedro Sánchez guarda similitudes máximas con los que anteriormente expresaron los diferentes responsables del ministerio de Fomento, ya fuesen socialistas o populares. La contestación, fechada el pasado 11 de febrero, apunta que el departamento ministerial "está redactando el estudio informativo informativo de esta actuación, en el que se están analizando en detalle las distintas alternativas de trazado posibles".

"Una vez finalizado, el estudio informativo deberá someterse a los trámites de informa pública y audiencia a las administraciones, previstos en las legislaciones sectorial y ambiental vigentes", añade la respuesta publicada tras una pregunta formulada por los diputados del PP por Málaga.

En la misma se elude concreción alguna sobre los posibles plazos para que esta obra pública, de una envergadura mayúscula, pueda completar sus procedimientos. Lo más que se indica es que será cuando estén analizadas y contestadas dichas alegaciones cuando se solicitará la Declaración de Impacto Ambiental al Ministerio para la Transición Ecológica, "y cuando se obtenga, se estará en condiciones de aprobar el trazado definitivo de la actuación".

El reciente posicionamiento tiene antecedentes que van en la misma línea. A finales de enero de 2018, el entonces ministro Íñigo Gómez de la Serna, en una visita a Marbella, dio a conocer las tres soluciones de trazado contempladas por su departamento para llevar el tren hasta la parte más occidental de la costa malagueña. En aquella ocasión, adelantó su intención de llevar el estudio informativo, que según parece sigue elaborándose, a información pública en verano de ese año, para posteriormente ser enviado a Medio Ambiente.

Si bien los movimientos posteriores a esa fecha han sido escasos, en aquella ocasión se pusieron sobre la mesa las primeras conclusiones de algunos de los trabajos realizados por Fomento. Bien es cierto que el entonces ministro habló de prolongar el Cercanías que actualmente concluye su recorrido en Fuengirola y no de una posible infraestructura capaz de acoger trenes de alta velocidad.

De la Serna expuso que los cinco posibles itinerarios contemplados quedaron recudidos a tres. Los dos primeros, muy similares, discurrían en paralelo a la A-7, siendo su trazado casi todo soterrado. La extensión era de 53 kilómetros, con un coste estimado de 2.000 millones de euros. La tercera era una alternativa mixta que sigue el trazado de la autopista AP-7 , con una variante que hace que las vías pasen por el Hospital Costa del Sol, Marbella y San Pedro Alcántara. El eje tendría 55 kilómetros y el coste rondaría los mil millones. Aportaciones económicas elevadas para una demanda estimada de entre 4,7 y 5 millones de viajeros anuales.

En octubre de 2017, en una respuesta oficial, el Gobierno daba detalles sobre el gasto total asociado al proyecto del tren litoral. En la misma, se precisaba que ya habían sido elaborados el estudio de viabilidad y el documento inicial ambiental, indicándose que se estaba dando forma al estudio informativo, al que se habían destinado 120.000 euros en 2016 y 751.527 euros en 2017 y 2018.

A finales del año 2016, varias contestaciones más del Ejecutivo central insistían en ello. "En la actualidad, el Ministerio de Fomento, a través de la Empresa de Ingeniería y Consultoría del Transporte-Ineco, está redactando el estudio informativo", precisaba una de ellas. Y antes, con Ana Pastor al frente del Ministerio de Fomento, tras verbalizar el compromiso del entonces Gobierno de Mariano Rajoy por dar respuesta a esta infraestructura, fueron varias las ocasiones en las que resumió el estado de la cuestión aludiendo a que se estaban realizando los estudios pertinentes y que los mismos serían presentados en poco tiempo.

La realidad es que, ya sea bajo el escenario competencial del Gobierno central o de la Junta de Andalucía, que en primera instancia fue la que puso sobre la mesa la actuación, transitan ya dos décadas sin que ni tan siquiera se haya allanado el camino necesario para activar esta gran infraestructura.

En la etapa en la que la promesa era de la Administración regional se llegó al menos a elaborar los proyectos de los tramos en los que se desgajó el recorrido hasta Marbella y Estepona, licitándose, incluso, una primera pieza del trazado de apenas 4,5 kilómetros entre Fuengirola y Los Monteros por 221 millones de euros. Aquel procedimiento nunca fue completado y las aspiraciones de la Junta de unir por tren el litoral occidental de Málaga quedaron enterradas.

Años más tarde, ante la incapacidad cierta del Gobierno andaluz de ir adelante con esta actuación, el control pasó al Ministerio de Fomento, que sigue sin dar el paso definitivo. En este intervalo de tiempo son numerosas las exigencias realizadas por la sociedad civil y empresarial de la provincial, que subrayan el valor estratégico de que se afronte esta construcción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios