Málaga

Hoja de ruta para padres: los costes de la guardería a partir de septiembre

  • Las bonificaciones desaparecen para las rentas altas y se fragmentan para las clases medias

Padres durante una reunión informativa en una guardería, en una imagen de archivo. Padres durante una reunión informativa en una guardería, en una imagen de archivo.

Padres durante una reunión informativa en una guardería, en una imagen de archivo.

El nuevo modelo de bonificación de las guarderías que se implantará a partir de septiembre beneficiará a las familias con rentas bajas, perjudicará a aquellas con rentas medias y dejará fuera a quienes ingresen al año por encima de 10.437 euros brutos al año por miembro de la unidad familiar.

El sistema que ha regido durante los últimos años y que expira en el mes de julio establecía cuatro tramos de bonificaciones en función de los ingresos brutos anuales. Ahora en cambio, se determinan nueve. El resultado es una redistribución de los incentivos que deja fuera a las rentas más altas, beneficia ligeramente a las más bajas y reorganiza las ayudas a aquellas familias con nóminas situadas en el centro del tablero. Las ayudas se adjudican teniendo como referencia el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), un índice utilizado para adjudicar subvenciones públicas personales. En la actualidad está determinado en 7.455,14 euros al año. El acceso a las ayudas de guardería se establece para el próximo curso en porcentajes que oscilan desde el 100% del coste en función de si la renta de la familia es inferior al 50% del Iprem, o sea 3.727 euros por cada miembro de la unidad familiar, y el 10% de bonificación para familias con ingresos per cápita entre 9.691 euros y 10.437 euros anuales (130% y 140% del Iprem).

El nuevo modelo pasa de cuatro a nueve tramos de ayudas en función de los ingresos

En cualquier caso aquellas parejas con rentas del trabajo inferiores a 3.727,50 euros al año por persona de la unidad familiar tendrán bonificado el 100% del coste de la guardería tal y como ocurre en la actualidad.

El Ministerio de Hacienda establece el salario medio de Málaga en 15.377 euros brutos anuales. Con el anterior modelo, una familia de cuatro miembros con estos ingresos anuales (3.844 euros per cápita) podía conseguir que la Junta de Andalucía cubriera hasta el 75% del coste de la guardería, establecido en 278,80 euros mensuales. Con el nuevo sistema, la subvención alcanzará el 80% de la cuota del centro de educación infantil al que acuda el niño menor de tres años. Dicho en otros términos, la familia tenía que pagar antes 69,7 euros al mes. Ahora, en cambio, los padres solo tendrán que aportar 55,7 euros.

¿Qué sucede si en vez de un progenitor son dos los que reciben el suelo medio que el Ministerio de Economía registra en la provincia de Málaga? Es decir, ¿cómo queda el plan de ayudas si una pareja con dos niños, uno de ellos en edad de guardería, cobra 30.754 euros brutos al año? Hasta ahora, en estas condiciones la bonificación cubría el 50% de la cuota del centro. A partir de septiembre, la ayuda publica alcanzará el 40%. Es decir, en vez 139,4 euros al mes, los padres tendrán que desembolsar 167,2 euros.

La progresión alcanza una dimensión mucho más acusada a medida que las rentas suben. El efecto real del nuevo sistema de bonificaciones se comprende mejor si se observa el panorama de ayudas al que pueden acceder las familias con ingresos anuales brutos per cápita que oscilan entre los 4.473 euros y los 10.437 euros anuales. Hasta este curso, la subvención de la Junta de Andalucía cubría el 75%, el 50% o el 25% del coste de la guardería en este tramo de rentas. A partir de septiembre, sin embargo, la horquilla de ayudas se ha fragmentado en siete opciones en función de los ingresos, de modo que la bonificación comprende desde el 70% hasta el 10%.

El régimen imperante hasta julio de este año permitía un 25% de subvención para familias con salarios conjuntos de hasta 14.910 euros por persona. Siguiendo el caso de la familia de cuatro miembros, con unas rentas brutas anuales de 59.640 euros, la ayuda ascendía a 69 euros, de modo que frente a los 278,8 euros que cuesta el centro infantil, desembolsaban 209 euros. Ahora esta familia simplemente se queda sin bonificación y tendrá que pagar el precio íntegro.

A partir de septiembre el tope de ingresos para acceder a las bonificaciones está establecido en 10.437 euros per cápita, es decir 41.748 euros anuales brutos para una pareja con dos hijos. En este caso, la bonificación será del 10%. Es decir, la pareja con dos hijos tendrá pagar 251 euros. El nuevo modelo también incorpora como novedad de calado que cualquier guardería pueda acogerse al sistema público. Hasta ahora, el modelo se circunscribía a aquellas que previamente firmaban un convenio de concierto con la Junta. Para el curso próximo se han adherido a la red de ayudas 1.730 guarderías de Andalucía, de ellas 337 en Málaga. El programa de la Junta establece precios máximos para los centros que acojan a niños adscritos al sistema de bonificaciones. En este caso, la tarifa máxima es de 209,16 euros por el servicio escolar, precio tope que los centros pueden rebajar en un 15%, más 69,72 euros por el comedor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios