Málaga

El Hospital Regional de Málaga realiza la primera operación de eventración compleja con el robot Da Vinci

Hospital Regional.

Hospital Regional. / Javier Albiñana

Profesionales del Hospital Regional Universitario de Málaga han realizado la primera intervención de cirugía de pared abdominal compleja (Transversus Abdominis Release, TAR) con el robot Da Vinci, lo que supone un gran avance puesto que hasta la fecha todas las intervenciones se han realizado de forma convencional: abierta o laparoscópica.

Las ventajas de emplear este equipamiento implican menor dolor postoperatorio, menor inflamación de los tejidos y una recuperación más precoz para el paciente.

Esta técnica supone un hito en la reparación de la pared abdominal compleja colocando al Servicio de Cirugía General, Aparato Digestivo y Trasplantes del Hospital Regional Universitario de Málaga, que dirige el doctor Julio Santoyo, a la vanguardia de la cirugía robótica en España.

El sistema quirúrgico Da Vinci es el sistema de cirugía robótica más completo y desarrollado. El Hospital Regional Universitario de Málaga cuenta con este equipamiento de última generación desde hace 15 años. Ubicado en el Hospital Civil, desde su puesta en marcha ha realizado más de 1.700 cirugías a cargo de los servicios de Cirugía Digestiva, Urología y Obstetricia y Ginecología.

El servicio de Cirugía Digestiva y Trasplantes del Hospital Regional Universitario de Málaga puso en marcha el pasado mes de mayo el Programa de Cirugía Robótica de Pared Abdominal, que se dedicará, fundamentalmente, a la reparación de hernias en la zona del abdomen.

Y el pasado 18 de noviembre, profesionales de este servicio realizaron la primera intervención con la técnica de separación de componentes posterior TAR asistido por robot, que consiste en la separación los músculos de la pared abdominal para poder cerrar el defecto herniario y colocar una malla sin tensión.

En este caso se trataba de una paciente de 68 años remitida a la unidad para la reparación de una gran hernia abdominal compleja después de varias cirugías previas. Esta permaneció ingresada dos días y ya se encuentra de alta en su domicilio.

El cirujano que llevó a cabo la intervención, José Rivas, ha explicado que la ventaja de la cirugía robótica sobre la convencional es el abordaje mínimamente invasivo con una mayor precisión que la cirugía laparoscópica estándar.

"De este modo podemos acceder a espacios intermusculares de muy difícil disección, lo que conlleva un menor sangrado, menor dolor postoperatorio y una recuperación más precoz, lo que supone mayor calidad de vida para el paciente", ha remarcado.

Por su parte, el cirujano Antonio Cabello, que también ha participado en la intervención, ha explicado que esta técnica de alta complejidad "se realiza habitualmente por cirugía abierta y en unidades muy cualificadas y especializadas en la reparación de la pared abdominal" ya que "realizar esta técnica por cirugía robótica tiene muchas ventajas y la estancia se reduce una media de cinco días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios